La nieve complica el tráfico en carreteras de la red secundaria

Se trataría de vías de Baleares, País Vasco y La Rioja. Se prevé que durante el día también nieve en Asturias y zonas del norte                    

Carretera nevada en imagen de recurso

 

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:04

Las últimas nevadas caídas han complicado el tráfico en algunas carreteras secundarias de Baleares, País Vasco y La Rioja, y durante el día se prevé que también nieve en Asturias y zonas del norte peninsular.

En el País Vasco, cuatro puertos de la red secundaria han registrado retrasos por la nieve, aunque todos tienen abierta la circulación y solo en el de Herrera (Álava) se necesitan cadenas o neumáticos de invierno, ha informado el Departamento de Seguridad.

Asimismo, en La Rioja, el Gobierno regional ha informado de que es necesario conducir con precaución por hielo o nieve en los puertos de montaña de la red secundaria de carreteras de La Pradilla, La Rasa, Montenegro, Sancho Leza, Vallaroso y Peña Hincada.

Según la misma fuente, hay varios equipos quitanieves desplegados para atender las incidencias en la red de carreteras que permanece abierta en toda la región, pero recomiendan el uso de cadenas en seis puertos.

En Baleares, en la Sierra Tramontana de Mallorca, se ha registrado esta mañana una ligera capa de nieve que obliga a usar cadenas para la circulación de vehículos por el tramo de 15 kilómetros de la Ma-10 entre el Mirador de Ses Barques y Sa Calobra.

La dirección de Carreteras del Consell de Mallorca y el servicio 112 han pedido precaución a los conductores y aconsejan el uso de cadenas.

Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) se prevén precipitaciones en el Cantábrico, alto Ebro, Pirineos y Baleares.

En un invierno más bien escaso en precipitaciones, la Aemet prevé una cota de nieve relativamente baja, que llegará a los 300/500 metros en Baleares y noroeste peninsular donde subirán a los 700/900 metros.

En el alto Ebro y zonas próximas se esperan nevadas en torno a los 500/600 metros con bajada a cualquier cota, mientras en los Pirineos se producirán a cualquier altura.

Lo más