Muere un perro en un avión tras ser obligado a ir en el compartimento superior

La aerolínea United Airlines ya ha pedido disculpas por este trágico suceso 

Muere un perro en un avión tras ser obligado a ir en el compartimento superior

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:08

Un pasajero a bordo de un vuelo de la compañía United Airlines que iba de Houston a Nueva York denunció esta semana a través de Facebook que un perro murió durante el vuelo tras haber sido obligado ir dentro del compartimento superior de la cabina, y no debajo del asiento delantero, como dicta la normativa.

“Hoy hice mi primer vuelo con United Airlines. Al embarcar, vi a un cachorro que se parecía mucho a mi perro Winston. Estaba con su familia, una niña de unos 8 años, un bebé, y la madre de ambos”, escribió June Lara, el viajero que presenció el suceso. El pasajero se sentó en la fila de detrás de esta familia y escuchó que los empleados le dijeron a la madre que el perro debía ser colocado en el compartimento para maletas de mano. “Ellos insistieron hasta el cansancio que el cachorro estaría bien durante las tres horas del vuelo y ella al final estuvo de acuerdo”, se lee en el post de Lara.

Pero no fue así. Durante el vuelo, todos los pasajeros pudieron escuchar los quejidos del animal durante mucho rato. Tras un rato, volvió el silencio. “El pequeño luchó duro por su vida, llenando nuestro vuelo con sus gritos hasta que perdió el aliento”, ha asegurado. Cuando llegaron a destino, el perro ya había muerto. Lara recuerda que la familia lloró mucho por esta pérdida y exigieron responsabilidades a la aerolínea. 

“Ha sido un trágico accidente que nunca debió haber ocurrido, ya que las mascotas nunca deben colocarse en el compartimento superior”, dijo horas después una portavoz de la aerolínea a Univision Noticias.  “Asumimos plena responsabilidad por esta tragedia y expresamos nuestras más profundas condolencias a la familia, al tiempo que nos comprometemos a apoyarlos. Estamos investigando a fondo lo que ocurrió para evitar que se repita”, agregó. La familia, según el testigo, había pagado 125 dólares por llevar a su perro en el vuelo.

Lo más