SUCESOS INMIGRACIÓN (Crónica)

El mar sigue devolviendo cadáveres

Día a día, el mar devuelve los cuerpos de los inmigrantes muertos el lunes cuando la patera en la que viajaban hacinados naufragó cerca de la playa de Caños de Meca. Ya han sido rescatados ocho cadáveres. Pero ni esta tragedia detiene nuevos intentos de alcanzar la costa española.,El fuerte oleaje, la mala mar a la que se enfrentaron el pasado lunes los más de 40 ocupantes de la patera naufragada, continúa en la zona y ha devuelto hoy a la orilla los cuerpos de

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:48

Isabel Laguna

Día a día, el mar devuelve los cuerpos de los inmigrantes muertos el lunes cuando la patera en la que viajaban hacinados naufragó cerca de la playa de Caños de Meca. Ya han sido rescatados ocho cadáveres. Pero ni esta tragedia detiene nuevos intentos de alcanzar la costa española.

El fuerte oleaje, la mala mar a la que se enfrentaron el pasado lunes los más de 40 ocupantes de la patera naufragada, continúa en la zona y ha devuelto hoy a la orilla los cuerpos de otros dos jóvenes inmigrantes, presumiblemente magrebíes, que viajaban en ella.

Uno fue localizado a primeras horas de la mañana y el otro cerca de las dos de la tarde. Y en ambos casos, los buzos de la Guardia Civil han debido enfrentarse a la mala mar para localizarlos y rescatarlos, antes de que las olas volvieran a tragárselos.

Y mientras, y a pesar del mal tiempo, de la peligrosidad del mar y de esta reciente tragedia, nuevas pateras salían Marruecos.

A primera hora de la mañana la Guardia Civil interceptaba una embarcación con quince inmigrantes marroquíes cerca del faro de Atlanterra, entre Barbate y Tarifa, a pocos kilómetros de Caños de Meca.

Salvamento Marítimo se encargó de llevarlos al puerto de Algeciras.

Posteriormente, un pescador ha alertado al Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Tarifa de la presencia de una embarcación de juguete a remos frente a la costa de esta localidad.

Durante el trayecto hasta esta barca en la embarcación de Salvamento Marítimo "María Zambrano" otro buque daba aviso de una segunda lancha de juguete del mismo tipo.

En una viajaba cinco varones de origen magrebí y en la otra dos.

Y mientras, la Guardia Civil continúa a la espera de saber si el mar devolverá más cuerpos del naufragio ocurrido el pasado lunes, ya que al menos otras diez personas continúan desaparecidos.

La investigación sobre esta nueva tragedia en El Estrecho, dirigida bajo secreto por un juzgado de instrucción de Barbate, ha empezado a dar fruto. Han sido detenidos dos de los 22 supervivientes.

Uno de ellos es, según fuentes policiales, el patrón y dueño de la embarcación, una barca de madera de tan mala calidad que se resquebrajó al chocarse con unas rocas a 150 metros de la playa.

Y el otro un joven que le ayudaba a manejar la barca en una travesía que, según han contado, duró casi dos días y por la que cobraron a cada ocupante.

Como suele ser habitual cuando son "pillados", el patrón de la embarcación y su ayudante habían pasado desapercibidos, camuflados como inmigrantes.

"Cuando estuvieron con nosotros no logramos saber si alguno de ellos era el responsable de la travesía. Estaban en estado de shock, habían pasado mucho miedo y mucho frío", ha comentado hoy a EFE uno de los guardias civiles que habló con los supervivientes el día del naufragio.

Tras ser atendidos por Cruz Roja, los supervivientes fueron conducidos a Algeciras para iniciar los trámites para su identificación y devolución a Marruecos y ha sido en estas diligencias cuando han sido identificados como presuntos responsables de este fatal viaje.

Unas flores, junto a restos de zapatillas deportivas, chalecos salvavidas o calcetines que los ocupantes de esta patera perdieron en la playa, dan testimonio de que la tragedia que ha vivido la playa de Caños de Meca ha impactado a los vecinos de la zona. Nadie se acostumbra a este drama, por mucho que se repita.

Lo más