INMIGRACIÓN MENORES

Madrid pide a Sánchez una política "seria" sobre menores inmigrantes y medios

La Comunidad de Madrid ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que lleve a cabo una política "seria" sobre los menores extranjeros no acompañados y más medios económicos para que las regiones puedan atenderlos, ya que en el caso de Madrid este servicio está "al límite", aunque ningún chaval se quedará en la calle.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 13:46

La Comunidad de Madrid ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que lleve a cabo una política "seria" sobre los menores extranjeros no acompañados y más medios económicos para que las regiones puedan atenderlos, ya que en el caso de Madrid este servicio está "al límite", aunque ningún chaval se quedará en la calle.

Así lo ha dicho el director general de la Familia y el Menor de la Comunidad madrileña, Alberto San Juan, antes de entrar a la reunión de la mesa de coordinación interterritorial sobre menas que hoy ha convocado el Ministerio de Sanidad con representantes de otros cinco Departamentos y de las comunidades autónomas.

San Juan ha recalcado el "esfuerzo terrible" que se realiza desde la Comunidad de Madrid, donde solo este año se han multiplicado por cuatro los menores que se están atendiendo, que llegan casi a mil (990), una cifra "muy elevada" para el presupuesto que el Estado destina a las regiones para esta materia. "Nos sentimos abandonados".

Por eso una de las peticiones que ha trasladado Madrid al Ministerio es que haya más solidaridad entre las comunidades autónomas en el reparto de estos menores, pero sobre todo una partida económica mayor "para poder crear más plazas y dotarlas del personal necesario para atender adecuadamente" a los chavales.

Y ha insistido en la necesidad de que el Gobierno central impulse una política "seria" en esta materia, porque lo fundamental en este caso es "el interés superior del menor", que bajo su punto de vista debe ser seguir junto a su familia y no estar "acogido por otro país".

"Queremos lo mejor para el menor", ha insistido, tras señalar que niños de 11 o 12 años "deberían estar con sus propias familias, de vuelta con sus padres".

Lo más