Lucía Bosé llega con cara de pocos amigos a su juicio por apropiación indebida

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 09:58

MADRID, 5 (CHANCE)

Lucía Bosé ha llegado puntual a su cita en la Audiencia Provincial de Madrid. La madre de Miguel Bosé ha hecho frente al juicio que tiene pendiente por un supuesto delito de apropiación indebida al quedarse con un dibujo que regaló Pablo Picasso a su empleada del hogar, y que cuanto esta falleció ella vendió en una subasta por un valor de 198.607 euros.

Recientemente conocíamos que la Fiscalía de Madrid había pedido una pena de dos años de prisión y una multa de ocho meses con una cuota diaria de 20 euros, además de la correspondiente indemnización a las legítimas heredadas de su empleada, Remedios, que son sus dos sobrinas.

Y es que según la acusación, Lucía Bosé se quedó con este dibujo que hizo Picasso a su empleada pues en la parte de atrás se podía leer la dedicatoria "para Reme". Tras venderlo en una subasta no entregó la cantidad ganada a ninguna de sus herederas, razón por la cual debe enfrentarse este lluvioso lunes a la justicia española.

LUCÍA BOSÉ LLEGÓ CON GESTO SERIO A LA AUDIENCIA PROVINCIAL

Con gesto serio, Lucía llegaba a la Audiencia Provincial acompañada de su abogado y sin querer responder a las preguntas de todos los medios que la estaban esperando.

Este revés judicial se suma al delicado momento que está viviendo su hijo Miguel Bosé. Desde que se conociese su separación con Nacho Palau, escultor con el que ha compartido 26 años de su vida, el cantante se ha convertido en uno de los hombres más buscados del momento. El próximo 19 de noviembre se celebra en Barcelona la gala benéfica People in red para concienciar sobre la lucha contra el SIDA, una ceremonia a la que siempre ha acudido para mostrar su apoyo. Tendremos que esperar para ver si este año decide venir a España o prefiere que pase toda la revolución mediática.

Lo más