COPE

CORONAVIRUS TRADICIONES (Crónica)

León vive su fiesta de San Froilán más atípica en vísperas de confinamiento

Los leoneses están viviendo este lunes su fiesta de San Froilán más atípica por las restricciones del coronavirus y el agravante de que desde mañana se enfrentarán a catorce jornadas de confinamiento al superar los límites marcados por el Ministerio de Sanidad de incidencia, contagios y ucis.,La evolución de la pandemia ya obligó a suspender la pasada semana la misa que tradicionalmente acoge cada 5 de octubre la Basílica de La Virgen del Camino, en el alfoz de la capital, qu

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:57

Los leoneses están viviendo este lunes su fiesta de San Froilán más atípica por las restricciones del coronavirus y el agravante de que desde mañana se enfrentarán a catorce jornadas de confinamiento al superar los límites marcados por el Ministerio de Sanidad de incidencia, contagios y ucis.

La evolución de la pandemia ya obligó a suspender la pasada semana la misa que tradicionalmente acoge cada 5 de octubre la Basílica de La Virgen del Camino, en el alfoz de la capital, que este año ha sido trasladada a la catedral.

En su homilía ante las reliquias del patrono, el obispo, Julián López, ha hecho una invocación a San Froilán para pedir su intercesión y la de la Santísima Virgen del Camino, celestiales patronos, para que sostengan "en Dios los bienes que pedimos para el pueblo leonés".

Sabiendo que a partir de mañana se aplicará la restricción de movimientos en la capital, muchos leoneses han aprovechado la festividad local para subir andando hasta el Santuario de la Virgen del Camino y tirar al Santo de la nariz en la puerta de San Froilán, uno de los actos más tradicionales de la jornada, para luego entrar al templo a besar el manto de la Virgen.

Un encuentro en el que no han faltado las jotas y bailes tradicionales en los que la dulzaina y el tambor han sido los protagonistas aunque en versión reducida respecto a otros años.

A eso han quedado reducidos los actos festivos en La Virgen del Camino ya que este año se ha suspendido el tradicional mercadillo que cada año congrega a miles de personas para degustar las típicas morcillas, chorizos o pulpos, además de otras viandas.

Tampoco se han colocado los puestos de avellanas, los denominados 'perdones avellaneros', una tradición según la cual antiguamente los mozos compraban bolsas de avellanas a las novias para que les perdonasen por no acudir con ellas a la fiesta.

En la explanada frente a la basílica los comentarios más habituales tenían que ver con el anunciado confinamiento de la capital, y muchas personas mayores mostraban su preocupación porque pensaban que se volvía a repetir el encierro decretado en marzo.

Otras les tranquilizaban explicado que las medidas se limitaban a restringir la movilidad y al horario y aforo de los establecimientos de hostelería y comerciales.

Minutos después de anunciar la consejera de Sanidad, Verónica Casado, el confinamiento de la ciudad, el alcalde José Antonio Diez, ha realizado un nuevo llamamiento a la "responsabilidad y precaución" de todos los vecinos para salir cuanto antes de las medidas restrictivas.

Al mismo tiempo, Diez ha reclamado por medio de un comunicado que desde la administración autonómica se pongan las medidas necesarias para solventar el problema de las unidades de cuidados intensivos, que han acelerado esta aplicación de protocolos especiales de prevención en León.

La patronal de la hostelería leonesa ha acogido la medida con "honda preocupación" y aunque subraya que entiende que preservar la salud es lo principal advierte de que estas nuevas restricciones supondrá el cierre de algunos negocios que ya estaban al límite y a los que el confinamiento les viene a dar la "puntilla".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar