OPOSICIONES OSAKIDETZA

Las supuestas filtraciones en la OPE vasca de Salud llegan a la Fiscalía

La supuesta filtración de exámenes en las pruebas de una decena de especialidades en la Oferta Pública de Empleo (OPE) del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza ha llegado hoy a la Fiscalía Superior del País Vasco con la denuncia presentada por el sindicato ELA.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:43

La supuesta filtración de exámenes en las pruebas de una decena de especialidades en la Oferta Pública de Empleo (OPE) del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza ha llegado hoy a la Fiscalía Superior del País Vasco con la denuncia presentada por el sindicato ELA.

También la central sindical LAB está analizando la posibilidad de acudir a los tribunales y no descarta incluso la vía penal contra esta OPE a la que se han presentado más de 90.000 personas para acceder a 3.335 plazas.

Estos dos sindicatos fueron quienes denunciaron la semana pasada "irregularidades" en estas pruebas y ayer los tres grupos de la oposición al Gobierno Vasco (EH Bildu, Elkarrekin Podemos y del PP) exigieron explicaciones al considerar que hay indicios fundados de filtraciones de exámenes.

Osakidetza respondió que no había recibido ninguna denuncia "fundamentada" y que no veía "motivo alguno para paralizar" la OPE. El consejero vasco de Salud, Jon Darpón, dijo que la única incidencia de importancia que les había llegado es el escrito de un miembro del tribunal de Angiología y Cirugía Vascular, sobre la que se ha abierto un expediente informativo.

"Ante la gravedad de la situación y desde la necesidad de que se investigue lo sucedido y se depuren las correspondiente responsabilidades tanto políticas como penales, si las hubiera", ELA ha pedido a la Fiscalía que "abra una investigación y que actúe en consecuencia".

En su denuncia este sindicato relata que en una prueba de alta dificultad con menos de un 10 % de aprobados, "sorprendentemente" unos "pocos" lograron una "puntuación sustancialmente superior". "La diferencia es llamativa y sucede en varias categorías médicas", algo para lo que ELA ve "difícil explicación" y que ha suscitado "numerosas quejas de opositores".

El sindicato también se hace eco del escrito del miembro del tribunal de Angiología y Cirugía Vascular que "sugiere la existencia irregularidades" y del documento que Elkarrekin Podemos registró ante notario antes de las pruebas de anestesia, en el que "logró adivinar" qué opositores sacarían las seis plazas del Hospital Universitario de Álava.

ELA también ha informado al fiscal de que EH Bildu ha elaborado un dossier que revela que "unos pocos candidatos, que se corresponden con el número de plazas en juego, lograron puntuaciones muy por encima del resto" y que algunos obtuvieron "la máxima nota posible", cuando el resto ni siquiera aprobó.

Por su parte LAB ha asegurado que Darpón "miente" cuando dice que no hay denuncias porque el día 1 este sindicato presentó ante Osakidetza un escrito con "todos estos indicios" y pidió una investigación. Ayer esta central entregó un informe que muestra "irregularidades en las notas de diez categorías médicas".

LAB entiende que hay "motivos suficientes para impugnar al menos estas diez categorías y paralizar" las pruebas del resto de especialidades médicas "hasta que se realice una investigación exhaustiva e independiente".

El Sindicato Médico ha informado por su parte de que tras analizar los resultados de 42 exámenes "sospecha" de doce categorías y ha pedido una "investigación exhaustiva" realizada por agentes externos a Osakidetza.

También el sindicato ESK ha pedido la dimisión del consejero y de la directora de Osakidetza, María Jesús Múgica, por estas presuntas "irregularidades" y ha desvelado que su delegado Patxi Nicolau registró un acta notarial el 26 de abril con los nombres de opositores que luego fueron los más puntuados.

Lo más