COPE

Las noches calurosas aumentan la mortalidad en el sur de Europa

ctv-9ar-las-noches-calurosas-aumentan-la-mortalidad-en-el-sur-de-europa

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 08:59

En la última década se ha observado un aumento considerable del número de olas de calor a escala mundial y regional, un fenómeno recurrente en verano en los climas templados, especialmente en las regiones del sur de Europa.

Los efectos del calor sobre la salud de la población han sido descritos por numerosos estudios, que han establecido relaciones claras entre las altas temperaturas y la mortalidad. Ahora, un nuevo estudio coordinado por el climatólogo Dominic Royé y publicado en la revista Epidemiology ha analizado el impacto de las altas temperaturas nocturnas en la mortalidad. El área de estudio incluye 11 ciudades de Portugal (Oporto, Lisboa), España (Bilbao, Madrid, Barcelona, Sevilla), Francia (Marsella, Montpellier, Niza, Toulouse) e Italia (Roma).

El estudio ha contabilizado las muertes diarias por causas naturales, respiratorias o cardiovasculares de estas ciudades durante los años 2000 y 2014. También ha tenido en cuenta no solo el exceso de calor, sino también su duración, concluyendo que “la intensidad de las noches tropicales tiene un mayor impacto para la salud que su duración”.

El estudio aporta pruebas de que las noches cálidas que superan los 20º están fuertemente asociadas al aumento de la mortalidad por causa específica, y podría ayudar a mejorar la toma de decisiones en cuanto a las estrategias preventivas de salud pública, mejorar los sistemas de alerta o tomar medidas para combatir la pobreza energética.

En las ciudades españolas analizadas, los datos indican que en las noches calurosas de más de 20º se incrementó la mortalidad un 26% en Madrid, un 14% en Bilbao, un 13% en Sevilla y un 6% en Barcelona. Oporto es la ciudad del estudio que registra el peor dato con un 63% del aumento de mortalidad.

Y la tendencia es preocupante, ya que el número de días con calor intenso es cada vez mayor en verano. En España, por ejemplo, las temperaturas máximas en verano son 2,7ºC más elevadas que a principios de la década de los 70.

Cómo combatir el calor por la noche

Uno de los principales problemas de salud pública relacionados con el cambio climático es el impacto que tiene sobre las personas a nivel de confort y rendimiento. Según explica Dominic Royé, el calor durante las noches nos impide dormir bien y descansar correctamente, lo que agrava el estado de estrés térmico prolongado que sufre nuestro cuerpo con las altas temperaturas diurnas.”

Para combatir este calor, existen algunas medidas que están en nuestra mano y que podemos aplicar:


  • Cenar ligero, especialmente alimentos ricos en agua como frutas y verduras, y evitando grasas saturadas. También nos ayudará esperar un tiempo entre la cena y la hora de ir a dormir, para que nos de tiempo a hacer la digestión.
  • Beber mucha agua durante el día, aunque para evitar ir al baño durante la noche, se recomienda no beber en abundancia durante una o dos horas antes de ir a la cama. Importante evitar el consumo de cafeína, bebidas energéticas o alcohólicas.
  • Ventilar la habitación durante el día, en el caso de que no dispongas de aire acondicionado, evitando que toque el sol en el interior de la habitación.
  • No realizar ejercicio físico antes de ir a dormir, ya que después de hacer deporte nuestro cuerpo está más activo y despierto.
  • Duerme en un colchón fresco y transpirable. A las personas muy calurosas les vendrá bien un colchón de muelles ensacados, que son más frescos que los viscoelásticos o los de látex, aunque según comentan desde Sofareva, expertos en material de descanso, hoy en día la tecnología de los colchones y sobrecolchones ha avanzado mucho y existen tratamientos especiales para que resulten más frescos y transpirables. Otra opción mucho más económica, si no quieres cambiar el colchón, es colocar encima del colchón un topper viscoelástico para conseguir una capa de comodidad extra y de paso, alargar la vida del colchón.
  • Utiliza sábanas de tejidos naturales y transpirables, como el algodón o el lino. También se aplica a los pijamas este consejo. Lo más habitual es dormir sin ropa, pero entonces no se evaporará la humedad entre el cuerpo y la cama. El algodón, en cambio, es un material que respira bien y mantiene la sensación de frescor.
  • Ducharse con agua templada antes de ir a dormir, aunque parezca una contradicción, ya que al salir de la ducha tendremos una sensación de frescor más duradera que si nos duchamos con agua fría.

Siguiendo estos consejos deberías sufrir menos las noches calurosas, que como hemos visto en el estudio mencionado anteriormente, son perjudiciales para nuestra salud.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar
Directo Santa Misa en la festividad de San Antonio de Padua. Preside Mons. Celso Morga, arzobispo de Mérida-Badajoz

Santa Misa en la festividad de San Antonio de Padua. Preside Mons. Celso Morga, arzobispo de Mérida-Badajoz

Ver TRECE