Boletín

PERSONAS DESAPARECIDAS

Lanzan un geolocalizador para evitar desapariciones de personas vulnerables

La organización SOSDesaparecidos ha lanzado un geolocalizador que busca salvar vidas al reducir la cantidad de personas especialmente vulnerables que cada año desaparecen en España, ya que con solo pulsar un botón sus portadores podrán avisar si se encuentran en problemas.,El geolocalizador, pensado para personas dependientes, niños, ancianos y personas en riesgo, ha sido presentado este martes en Madrid por la Asociación SOSDesaparecidos con la colaboración de la Asociac

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:30

La organización SOSDesaparecidos ha lanzado un geolocalizador que busca salvar vidas al reducir la cantidad de personas especialmente vulnerables que cada año desaparecen en España, ya que con solo pulsar un botón sus portadores podrán avisar si se encuentran en problemas.

El geolocalizador, pensado para personas dependientes, niños, ancianos y personas en riesgo, ha sido presentado este martes en Madrid por la Asociación SOSDesaparecidos con la colaboración de la Asociación Profesional de Detectives privados de España (APDPE), y ha sido concebido junto con la empresa JOMAR.

SOSDesaparecidos inició este proyecto en 2017 tras observar la problemática, posteriormente avalada por las últimas cifras del Gobierno que evidencian que en 2018 se registraron un total de 454 denuncias activas correspondientes a personas mayores de 65 años, muchas de ellas enfermas de Alzheimer.

El presidente de la Asociación SOSDesaparecidos, Joaquín Amills, ha manifestado durante la presentación que al empezar tenían en mente que el dispositivo estaría dirigido a mayores de 65 años con alzhéimer o demencia senil; no obstante, observaron que el espectro es más amplio ya que incluye "personas con epilepsia, Asperger, Autismo, Síndrome de Down, con minusvalía, sordas, o que sufren la violencia de genero".

"Nos debemos como sociedad a las personas más vulnerables" refiere Amills, que añade que al desactivar una alerta tras encontrar a la persona fallecida, se siente "rabia e impotencia porque podríamos hacer algo para solucionar este problema".

El geolocalizador, que tiene un reducido tamaño, un diseño discreto, y se puede llevar como brazalete, colgado en el cuello, en el cinturón o en el bolso, muestra el posicionamiento de la persona que lo porta a través de conexión GPS, redes WiFi y triangulación de antenas telefónicas.

Su sistema de comunicación se realiza a través del teléfono móvil, lo que permite a las familias conocer en todo momento la localización de la persona que lleva el dispositivo mediante la recepción de notificaciones y correos electrónicos.

Asimismo, el dispositivo cumple la función de terminal telefónico, lo que resultará de utilidad en aquellas circunstancias en las que el portador necesite transmitir un mensaje rápido y eficaz, lo que podrá hacer con tan solo pulsar un botón.

De la misma manera notifica si la distancia y la velocidad de movimiento previamente establecidas son sobrepasadas, quedando todos estos datos almacenados en un registro que se renueva cada treinta días.

Este geolocalizador es un producto desarrollado en España, al igual que su soporte técnico, tiene su propia página web y aplicación móvil desde las cuales las familias podrán gestionar los parámetros del dispositivo.

Lo más