Boletín

El juicio a un anciano de 96 años que ha provocado las lágrimas de medio mundo

El hombre había sido acusado de conducir demasiado rápido en una zona escolar

El juicio a un anciano de 96 años que ha provocado las lágrimas de medio mundo

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:13

Un vídeo corre en las últimas horas como la pólvora en las redes sociales. En la grabación, compartida ya miles de veces, se puede ver a un anciano norteamericano sentándose ante un juez durante un juicio. El hombre, que muestra una leve dificultad para caminar, se apoya en su bastón. "Mr. Coella. Usted está acusado de conducir demasiado rápido por una zona escolar", le empieza diciendo el juez. 

El hombre se defiende diciendo que él no conducía rápido. "Yo no conduzco rápido, señor juez. Tengo 96 años, sólo conduzco lentamente y cuando tengo la obligación de hacerlo. Yo sólo fui a por unos exámenes de sangre para mi hijo. Él es una persona con discapacidad", le dice. El juez le pregunta entonces si estaba llevando a su hijo al centro sanitario. "Sí, vamos cada dos semanas porque él tiene cáncer", le responde.

Entonces, el juez le dice ante el anciano con los ojos llorosos. "Usted es un buen hombre. Tiene 90 años y se preocupa por su familia", le dice. El anciano añade que su hijo tiene 63 años e insiste en que él sólo conduce cuando está obligado a ello.

Por último, el juez le dice: "¿Usted ve a ese joven de ahí? Es mi hijo. Él me está mirando a mí como diciendo 'Papá, cuando tú tengas 90 años, tú vas a conducir por mí. Usted está siendo un mal ejemplo para mi hijo. Está poniendo mucha presión sobre mí. Le deseo lo mejor a usted y le deseo buena salud a su hijo. Su caso ha sido rechazado. El hombre da las gracias al juez por su decisión. 

El vídeo del momento ha sido colgado en internet y ya ha sido visto por miles de personas.

Lo más