Boletín

TRASTORNOS ANOREXIA

Investigadores hallan una correlación entre la orexina A y la anorexia

Las pacientes con anorexia que tienen una mayor concentración en el plasma del neuropéptido orexina A -una sustancia del sistema nervioso- tienen más dificultades en sus procesos de toma y ejecución de decisiones, según un estudio publicado en la revista Scientific Reports (Nature).,El doctor Fernando Fernández-Aranda ha liderado este estudio, en el que han participado investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y del grupo de Trastorn

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:12

Las pacientes con anorexia que tienen una mayor concentración en el plasma del neuropéptido orexina A -una sustancia del sistema nervioso- tienen más dificultades en sus procesos de toma y ejecución de decisiones, según un estudio publicado en la revista Scientific Reports (Nature).

El doctor Fernando Fernández-Aranda ha liderado este estudio, en el que han participado investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y del grupo de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Universitario de Bellvitge (HUB).

Fernández-Aranda explica en un comunicado que han evaluado la asociación entre la concentración del neuropéptido orexina A del plasma sanguíneo y las facultades neuropsicológicas en mujeres adultas con anorexia y han podido establecer una correlación negativa entre ambos factores.

Ello significa que a más concentración de orexina, las pacientes presentan "un empobrecimiento de las funciones ejecutivas".

Las pacientes con anorexia presentan alteraciones en la toma de decisiones, dificultades para adaptarse a nuevas situaciones, un alto grado de perfeccionismo y, en algunos casos, niveles elevados de impulsividad.

Las orexinas, también llamadas hipocretinas, son neuropéptidos, sustancias del sistema nervioso que usan las neuronas para comunicarse entre ellas.

En estudios anteriores se ha observado que las orexinas están implicadas en una diversidad de mecanismos, como por ejemplo la ingesta de comida o los trastornos del sueño.

"Quisimos estudiar si la orexina A podía tener un papel importante en trastornos psiquiátricos como la anorexia", señala el doctor Fernández-Aranda, pues de esta manera podrían identificar un biomarcador con potenciales aplicaciones clínicas.

En el estudio han participado 102 mujeres adultas: 51 de ellas presentaban anorexia nerviosa, todas ellas tratadas en el Hospital de Bellvitge, y el resto eran mujeres sanas.

Los hombres se han excluido del estudio, según Fernández-Aranda, debido a la baja prevalencia de este trastorno en el colectivo masculino.

Lo más