COPE

La hija de la mujer asesinada por su pareja en Jaén pide justicia para su madre porque "se merece descansar tranquila"

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 16:35

La hija de María de los Ángeles, la mujer presuntamente asesinada por su pareja en Úbeda (Jaén) en 2018, ha pedido justicia para su madre. Lo ha hecho mirando al jurado que enjuicia el caso en la Audiencia de Jaén, al tiempo que ha manifestado que su madre "se merece descansar tranquila".

Durante cerca de hora y media ha prestado declaración la hija de la víctima para narrar años de "palizas de muerte", de amenazas, de insultos y de humillaciones por parte del acusado, al que en todo momento se ha referido como "un monstruo" que les hizo vivir "un infierno" tanto a su madre como a sus hermanos porque ellos eran testigos de todo lo que ocurría.

"Mi madre para él era una marioneta a la que anuló como persona", ha dicho la hija de María de los Ángeles. Ha incidido una y otra vez que para la fallecida sus hijos "eran delirio, eran su vida" y por eso aguantó años con el acusado porque temía que la separara de ellos y los perdiera.

Y es que, según ha relatado la hija, el acusado llegó a convencer a su hermana para interponer "una denuncia falsa" contra su propia madre acusándola de una agresión, lo que supuso que la fallecida "se pasara tres días en un calabozo" y el juzgado dictara una orden de alejamiento de sus tres hijos menores.

Ha definido a su madre como una mujer "muy luchadora y trabajadora", a la que el acusado llegó a quitarle "la credibilidad", hasta el punto de que la única vez que María de los Ángeles se decidió a denunciar los malos tratos, la denuncia acabó archivada por falta de pruebas.

"El tenía un poder de manipulación y de hacernos sentir culpables de todo lo que pasaba", ha señalado la hija de la fallecida, que ha definido al acusado como un hombre "celoso" y "violento, que siempre llevaba navajas" y que incluso por su condición de cazador guardaba armas, con las que, según la declaración de la testigo, llegó a amenazar de muerte a su madre.

Ha relatado que el acusado le quitaba todo el dinero a su madre, que ella tenía que buscarse trabajos de limpieza a escondidas para poder darles de comer y que incluso los mantuvo encerrados "quince días" en un chalé de Úbeda hasta que un amigo de la fallecida los sacó de la casa a escondidas y se los llevó a un pueblo de Sevilla.

La hija que ha declarado en el juicio es la misma que cuando murió su madre interpuso una denuncia contra el acusado por agresiones sexuales continuadas desde que ella tenía ocho años y hasta que cumplió 15 años, caso que ya fue juzgado en la Audiencia de Jaén y que se ha saldado con una condena de prisión de 15 años para el ahora también acusado.

Entre los testigos llamados este martes a comparecer ha estado una hija del acusado, fruto de una relación anterior, que sí ha descrito a la fallecida como una mujer "agresiva" y que "llevaba siempre cuchillos", mientras que el acusado era "un padre maravilloso".

También estaba llamada a declarar la hija que denunció a la fallecida por una supuesta agresión, pero el tribunal ha rechazado su testimonio puesto que en la primera sesiones del juicio entró en la sala y escuchó parte de las declaraciones por lo que su declaración, de haberse producido, hubiera estado "contaminada" y podría ser causa de anulación del juicio.

El círculo próximo de la fallecida ha declarado que María de los Ángeles vivía "aislada" de todos porque "él no quería que se relacionara con nadie, solo la quería para él". Han declarado que cuando ella dejaba la relación era él el que le pedía perdón de forma insistente y le juraba que la trataría bien si volvía con él, algo que ella hizo "solo para poder estar cerca de sus hijos".

Para este miércoles está previsto el turno de los forenses y de la policía científica. Serán los últimos testimonios antes de que las partes informen y el presidente del tribunal entregue al jurado el objeto del veredicto para comenzar con su deliberación.

Mientras la defensa sostiene que el acusado mató a María de los Ángeles en legítima defensa, el Ministerio Fiscal y la acusación particular han calificado los hechos como un delito de asesinato, además de otros delitos más como maltrato, coacciones y amenazas por los que le reclaman penas de prisión de entre 32 y 37 años.

El juicio se está desarrollando con una amplia presencia policial. La familia de la fallecida ha increpado con insultos al acusado a su llegada a la Audiencia, al igual que lo han hecho con la hija del acusado que, tras prestar declaración, ha abandonado el palacio de justicia escoltada por dos agentes.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2