Boletín

Hacer deporte en ayunas: ¿es realmente efectivo y bueno?

Hacer deporte en ayunas: ¿es realmente efectivo y bueno?

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:19

MADRID, 13 (CHANCE)

El verano nos ha dicho adiós hasta el año que viene. Una época estival que termina y que deja paso a los remordimientos por habernos pasado un poquito en nuestra dieta. Las comidas que nunca acaban, los aperitivos y las visitas al chiringuito... un largo etcétera que ha pasado factura en nuestra línea, algo que muchos quieren cambiar este mes de septiembre.

Por ese motivo, los gimnasios viven su época dorada estas semanas. Colas kilométricas para apuntarse y clases abarrotadas. Una situación que se repite cada año en septiembre y en enero. A esta tendencia hay que sumarle una nueva moda de la que se ha empezado a hablar mucho en las redes. Hablamos de hacer deporte antes de desayunar, o lo que es lo mismo, entrenar en ayunas.

Con el mismo número de seguidores que de detractores, en CHANCE nos hemos puesto en contacto con los expertos de las clínicas Dorsia para conocer la realidad de esta tendencia.

Cuando nos despertamos, los niveles de glucógeno e insulina son muy bajos en nuestro organismo porque llevamos muchas horas sin ingerir alimentos; por tanto, si comenzamos a hacer un ejercicio aeróbico (cardio), nuestro organismo recurrirá a la energía almacenada en forma de grasa. Una marco que podría parecer idílico, pero del que debemos tener en cuenta que pasado un tiempo, el cuerpo comenzará a recurrir al músculo para obtener energía en un proceso denominado 'catabolismo muscular'.

Por ese motivo, el cardio que realicemos en ayunas siempre tiene que tener una intensidad adecuada y un periodo de tiempo concreto para no forzar a que nuestro organismo recurra al músculo.

Una situación muy distinta sucede con el ejercicio anaeróbico. Este tipo de práctica utiliza como fuente de energía el glucógeno, al contrario que el ejercicio de cardio. Por ese motivo, si lo realizamos a primera hora de la mañana después de haber estado 8 horas sin ingerir alimento no obtendremos ningún beneficio en la pérdida de grasa, pues no acabará con ella.

Aún así, es bueno combinar a lo largo del día estos dos tipos de ejercicio para obtener los resultados deseados. Una vuelta a la realidad en la que te pueden ayudar los expertos de clínicas Dorsia.

Lo más