COPE

CORONAVIRUS CATALUÑA

El Govern prevé un toque de queda que durará semanas y revisable cada 7 días

El Govern ha pedido ya al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que avale el toque de queda nocturno para un período de siete días, aunque con la previsión de prorrogarlo por semanas revisando la lista de municipios afectados, que inicialmente serán 161.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:40

El Govern ha pedido ya al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que avale el toque de queda nocturno para un período de siete días, aunque con la previsión de prorrogarlo por semanas revisando la lista de municipios afectados, que inicialmente serán 161.

Así lo ha anunciado la portavoz del Govern, Patricia Plaja, en una rueda de prensa junto con el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, y el de Salud, Josep Maria Argimon.

Plaja ha confirmado que ya han pedido al TSJC la autorización para aplicar lo antes posible el confinamiento nocturno, entre la una y las seis, para reducir los contagios del coronavirus y con el deseo de poderlo aplicar ya este fin de semana.

Plaja ha remarcado que el Govern podría haber pedido al TSJC que avalara un toque de queda nocturno por un período de catorce días, pero que han optado por un tramo inicial de siete días porque quieren ser "quirúrgicos" e ir pidiendo prórrogas a la justicia, si es necesario, adaptándolo en cada momento a la situación de cada municipio.

A preguntas de los periodistas, la portavoz del Govern ha anunciado que, si el TSJC avala este primer toque de queda para siete días, es ya seguro que pedirán una prórroga para otra semana, porque con solo siete días no será posible revertir la situación.

No obstante, Plaja ha evitado concretar si esta situación se podría prolongar durante todo el verano, porque será la evolución del virus la que determinará el período exacto en que el Govern considere necesaria esta medida.

"Ojalá pudiera decir que será breve, eso solo lo marcarán los datos", aunque ha asegurado que "en una semana no será posible revertir los datos más que pésimos".

"Hay que ser muy claros, los datos son muy malos, la situación es crítica", ha advertido la portavoz.

Pese a que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, anunció ayer que la petición al TSJC sería para aplicar el toque de queda en 158 municipios, Plaja ha precisado que en las últimas horas se han incorporado las localidades de Altafulla (Tarragona), Santa Cristina d'Aro (Girona) y Caldes d'Estrac (Barcelona), debido al aumento de la incidencia de la afectación del covid.

De hecho, según la portavoz del Govern, si el TSJC avala el toque de queda se revisará de forma "permanente" la lista de los municipios en que estará vigente esta medida, en función de la incidencia de covid.

El ejecutivo catalán espera que el TSJC avale el toque de queda, porque el Govern lo pide con el único objetivo, ha dicho Plaja, de "frenar la propagación del virus y salvar vidas".

Por su parte, el conseller de Interior ha precisado que la lista de los municipios afectados por el toque de queda se decidirá semanalmente y que todas las poblaciones que figuren en la resolución se verán afectadas por el cierre nocturno hasta que finalice este plazo de siete días, aunque su situación epidemiológica mejore antes del fin de ese período.

El listado de municipios afectados, en el que vive entorno al 80 de la población catalana, incluye las localidades de más de 5.000 habitantes con una incidencia acumulada igual o superior a 400 casos diagnosticados de COVID por cada 100.000 habitantes en los últimos 7 días, así como algunos pueblos vecinos.

Argimon ha indicado que se considera ya una incidencia elevada a partir de 125 casos por cada 100.000 habitantes, pero si se aplicase este límite estaría afectada "toda Cataluña" y quizás el TSJC "no lo aceptaría", pues en el precedente de Valencia la justicia ha avalado solo confinamientos nocturnos por municipios.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Especial Tiempo de Juego

Especial Tiempo de Juego

JJO Tokio 2020

Escuchar