INCENDIO FORESTAL (Ampliación)

El Gobierno tratará de dar las mayores ayudas por el incendio de Valencia

El Gobierno tratará de dar "las mayores ayudas" a los vecinos afectados por el incendio forestal declarado la semana pasada en Llutxent (Valencia) y que ha arrasado 3.270 hectáreas de superficie en siete términos municipales.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:29

El Gobierno tratará de dar "las mayores ayudas" a los vecinos afectados por el incendio forestal declarado la semana pasada en Llutxent (Valencia) y que ha arrasado 3.270 hectáreas de superficie en siete términos municipales.

Así lo ha avanzado el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, quien ha visitado hoy varias viviendas de urbanizaciones de Gandia (Valencia) afectadas por el fuego, y ha atendido las reclamaciones y quejas de los vecinos.

Ha indicado que el Gobierno "arbitrará las medidas que tienen que ver con una catástrofe como esta", de forma complementaria a la Generalitat y la Diputación de Valencia, y ha asegurado que más allá de la formalidad de la declaración de zona catastrófica, la van a "asumir como tal".

Varios vecinos que han perdido sus casas han recibido indignados al ministro y a la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, a quienes han reprochado la gestión del incendio y les han instado a declarar el lugar como zona catastrófica y a otorgar ayudas que les permitan paliar los daños sufridos.

Ábalos, quien ha asegurado que van a estar "escuchando a la gente" en estos duros momentos, ha afirmado que es "normal" que determinadas emociones se den entre las personas que han vivido esta catástrofe y ha considerado que los gestores públicos tienen que "estar a la altura".

En este sentido, ha avanzado que entre las distintas administraciones van a ver cómo pueden complementar las ayudas que puedan tener estas personas y recuperar los servicios públicos dañados. "Vamos a plantearnos como recomponer, al menos desde el punto de vista físico", la situación, ha destacado.

El ministro ha recordado que España tiene experiencia en incendios forestales, y ha destacado que en 2012 en la provincia de Valencia se quemaron 50.000 hectáreas y el PSOE, desde la oposición, peleó para que el Gobierno sacara adelante un decreto de ayudas.

"Ese decreto es el que queremos volver a sacar de modo complementario con lo que puedan ofrecer la Generalitat y la Diputación de Valencia", ha explicado, y ha asegurado intentarán aumentar las ayudas pues el objetivo es "tratar de dar las mayores ayudas".

Una de las quejas de los vecinos ha sido sobre los criterios del decreto de ayudas publicado, pues, según han denunciado, solo permite optar a ellas a rentas de menos de 10.500 euros anules y solo cubre la vivienda habitual.

El ministro ha señalado que en la medida en que hay tres administraciones dispuestas a colaborar van a revisar esa cuestión, y lo verán en su conjunto.

Ha indicado que aunque "el daño en lo personal es mucho, todo sumado no es tanto respecto de otras situaciones", y eso, ha añadido, va a permitir "acometer algo más de lo habitual".

En declaraciones a los periodistas, representantes vecinales de varias urbanizaciones afectadas han mostrado su indignación por las consecuencias de un incendio que llevaban tiempo advirtiendo a las administraciones que podría producirse pues, según han afirmado, la zona era "un polvorín".

La presidenta de la comunidad de propietarios de la urbanización Montepino, Lola Martín, ha asegurado que han mandado muchas cartas al Ayuntamiento de Gandia y a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) para que limpiaran los árboles y un barranco cercano pero no les hicieron caso.

Los vecinos han mostrado su "indignación" por la falta de información que tuvieron durante el incendio, y han señalado que están evaluando la gestión realizada y en función de las posibilidades legales que tengan decidirán cómo actuar.

Lo más