INCENDIO FORESTAL

La Generalitat espera dar por controlado mañana el incendio de Llutxent

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha informado de que el incendio que se inició en Llutxent el pasado lunes y ha arrasado más de 3.000 hectáreas de seis municipios de la provincia de Valencia "probablemente mañana se podrá dar por controlado", aunque su extinción tardará todavía unos días.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 22:32

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha informado de que el incendio que se inició en Llutxent el pasado lunes y ha arrasado más de 3.000 hectáreas de seis municipios de la provincia de Valencia "probablemente mañana se podrá dar por controlado", aunque su extinción tardará todavía unos días.

"En este momento estamos al final del túnel de este episodio nefasto para nuestro patrimonio natural", ha manifestado Puig en declaraciones a los periodistas tras la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integral (Cecopi) del incendio en Llutxent, y "finalmente esta batalla se está ganando", ha añadido.

Sobre la evolución actual del incendio, ha señalado que aunque está estabilizado, se han producido pequeños rebrotes dentro del perímetro, y se espera que mañana "con toda probabilidad se dará por controlado".

Para ello, ha indicado, se mantendrán importantes dotaciones, terrestres y aéreas, y se espera que la previsión de precipitaciones para mañana por la tarde ayude a estas tareas.

Puig ha destacado que la victoria ha sido sobre todo en el hecho de que no han habido pérdidas humanas, ya que la prioridad de la seguridad de las personas "se ha garantizado", y ahora "es el momento de empezar a acabar con el incendio".

El president de la Generalitat ha lamentado la "pérdida considerable que afecta a nuestro medio natural y a nuestro patrimonio natural y a nuestros sentimientos", sobre todo el de los ciudadanos de las comarcas afectadas, pero ha animado a "mirar hacia delante".

Puig ha informado asimismo de que, cuando se haya extinguido el incendio, se convocará la mesa de concertación postincendio para "ver cómo se pueden recuperar lo más rápidamente posible las masas forestales y mejorar la gestión forestal", y ha asegurado que la Generalitat estará "abierta a las sugerencias y coparticipación con todos los agentes locales".

Asimismo, ha destacado el papel de los ayuntamientos afectados, y las muestras de "responsabilidad, generosidad y altruismo" de sus responsables, y sobre todo el de la ciudadanía, "que ha padecido mucho y han tenido que abandonar sus casas" y ya están retornando a sus viviendas para tratar de volver "lo más rápidamente a la normalidad".

Puig ha recordado que la Generalitat ha anunciado ayudas para las familias que han perdido su primera residencia, y junto a los ayuntamientos "vamos a darles una solución habitacional lo más rápidamente posible".

A finales de este mes, ha señalado, se realizará también un pleno extraordinario del Consell para dar respuesta a las distintas cuestiones que se planteen.

"Hay que aprender de estas desgracias y hay lecciones extraordinarias", ha añadido Puig, quien ha destacado la "solidaridad entre las comunidades autónomas, del Gobierno de España, las diputaciones, y todas las instituciones que han participado" en las labores de extinción, así como de los ciudadanos que han acogido a los afectados que fueron evacuados.

"Es un valor extraordinario, la imagen de la mejor cara de la Comunitat Valenciana, la de la solidaridad", ha aseverado.

El centro de Emergencias 112 de la Generalitat ha informado de que la superficie afectada por el incendio asciende ya a 3.270,6 hectáreas, según la última medición, de las que 1.210 corresponden al término municipal de Llutxent, 965,1 a Gandia, 827,4 a Pinet, 179,3 a Ador, 71,9 a Barx, 14,5 a Quatretonda y 1,7 a Rótova.

Lo más