COPE

La Fundación NPH España y Banco Santander se unen para ayudar en la lucha contra el COVID-19 en Haití

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:30

La Fundación NPH y el Banco Santander han unido esfuerzos en la lucha contra la expansión de la pandemia de COVID-19 en Haití, considerado hoy el más pobre de América y el cuarto del mundo. En Haití, hay 7.000 personas con COVID-19 y tan solo 67 camas de UCI para más de 11 millones de habitantes.

La entidad bancaria ha colaborado en la adquisición de 300 máscaras de buceo adaptadas por un equipo multidisciplinar de médicos e ingenieros voluntarios españoles tanto para su uso como EPI como para respiradores no convencionales. El propósito de la colaboración ha sido hacer llegar dichas máscaras adaptadas al Hospital Pediátrico St. Damien que gestiona la Fundación NPH para la protección de su personal sanitario médico y para el tratamiento de los más de 90.000 niños desfavorecidos y enfermos en el país a los que este Hospital brinda tratamiento médico de alta calidad.

"La llegada del COVID-19 en Haití no ha hecho más que empeorar la dramática situación que sufre la población haitiana marginal de Puerto Príncipe. Desde la Fundación NPH, queremos agradecer enormemente este tipo de iniciativas solidarias que nos permiten disminuir la incidencia de morbimortalidad en el país", afirma el presidente de NPH Europa, Xavier Adsará.

"Saber que podemos ayudar a proteger a quienes ponen en riesgo su salud, así como a las personas más vulnerables en esta crisis sanitaria, nos ilusiona y nos motiva para seguir contribuyendo al progreso de las personas y de nuestra sociedad de forma inclusiva y solidaria", ha señalado el director de Área de Banco Santander, Enrique Larrainzar.

Las máscaras de buceo han sido testadas en el Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid, gracias al soporte logístico y financiero que ha aportado Banco Santander para la realización de pruebas de seguridad de adaptación realizadas por los facultativos del centro hospitalario. Las pruebas han demostrado que las máscaras pueden ser empleadas como alternativa provisional en ausencia de respiradores convencionales para pacientes con COVID-19 en insuficiencia respiratoria grave y como equipo de protección individual (EPI) en ausencia de instrumentos análogos sustitutivos homologados.

Asimismo, la entidad bancaria ha colaborado con el Hospital en la formación sobre el buen uso de equipos y abastecimiento de materiales tanto para el personal de la Fundación NPH en España, así como para médicos del Hospital Pediátrico St. Damien.

Por último, Banco Santander también ha puesto en contacto a la Fundación con dos entidades americanas que permitirán el envío de material y equipamientos médicos para dotar de oxígeno un centenar de camas del Hospital St. Luke de Haití para enfermos graves de COVID-19.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo