Boletín

Farmaindustria no pone "objeción" a las sanciones por desabastecimiento pero pide "proteger" los fármacos poco rentables

Farmaindustria no pone objeción a las sanciones por desabastecimiento pero pide proteger los fármacos poco rentables

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:50

La patronal de la industria farmacéutica en España, Farmaindustria, no pone "objeción" al endurecimiento de las sanciones a las compañías por el desabastecimiento de fármacos, tal y como se recoge en el Plan de Garantías de Abastecimiento de Medicamentos 2019-2020 aprobado este miércoles en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), pero al mismo tiempo reclama "proteger" a los productos con problemas de suministro por falta de viabilidad económica al haber reducido su precio.

"En este punto, no tengo objeción [sanciones a compañías en casos excepcionales]. El Ministerio es el que las tiene que establecer, lo va a hacer y, además, por Ley. Me parece bien que esto advierta a los operadores de que estos medicamentos tienen que seguir siendo comercializados, pero también nos gustaría que, ya que se modifica la Ley para las sanciones, se establezca la proteccion de estos productos esenciales para que no queden damnificados por su precio", ha señalado en declaraciones a Europa Press el director del Departamento Técnico de la patronal, Emili Esteve.

El representante de la industria, que ha reconocido la "buena disposición" de las autoridades en la elaboración del Plan, lamenta no obstante que en el texto final no se haya incluido la citada protección y una justificación detallada de las causas detrás de los desabastecimientos, aunque asegura que desde el Ministerio le han asegurado que se incluirá en el resumen ejecutivo.

A su juicio, existen dos tipos de desabastecimientos: los coyunturales, que "han existido, existen y existirán, porque hay una inundación en una planta o el fabricante de la materia prima echa el cierre"; y los estructurales. "Estos son realmente los que nos preocupan. Son productos que han bajado mucho sus volúmenes, y que en ocasiones son esenciales para los pacientes. Aquí, la industria responde a través de la importación de fármacos desde el extranjero, por ejemplo", detalla.

Dentro de este grupo, se encontarían aquellos con falta de suministro por razones "estructurales económicas", que son precisamente los que la industria busca proteger en el Plan. "Estas presentaciones ya no son viables en un mundo globalizado con gran demanda de diferentes regiones. Merece una norma que permita no considerar estos medicamentos dentro del Sistema de Precios de Referencia, o que se pueda revisar al alza los precios y hacerlos más atractivos", piden desde Farmaindustria.

En suma, solicitan que, en aquellos casos en los que el sistema sanitario que un fármaco en desabastecimiento es esencial, se "revisiten" sus precios al alza para hacerlos viables a las compañías farmacéuticas fabricadoras. "No estoy diciendo que se pongan a los precios que en su momento tuvieron, pero con los actuales precios algunos de estos medicamentos salen de nuestro mercado y se adquieren como medicación extranjera al precio internacional", adiverte Esteve.

"Los medicamentos se van erosionando en sus precios porque hay que aplicar el Sistema de Precios de Referencia. Llega un momento en el que en algunas presentanciones sin competidor esa progresiva erosión afecta a su viabilidad. Fundamentalmente, esto se soluciona protegiendo esos productos de manera que queden exentos de la aplicación de medidas de reducción económica", argumenta al respecto.

En relación a la "revisión de la política sancionadora" recogida en el Plan, Emili Esteve asegura que no les "preocupa". "Las sanciones ya existían. Si las reglas están claras, el que no las cumpla pues evidentemente que responda. Ese carácter disuasorio de las sanciones puede contribuir a que todos los agentes de la cadena intentemos evitar este desabastecimiento. Lo que hay que hacer es estar atentos y ser previsores", zanja.

Lo más