Experto dice que si España invirtiera "mucho más" en controlar la tuberculosis se podría eliminar la enfermedad en 2050

Experto dice que si España invirtiera mucho más en controlar la tuberculosis se podría eliminar la enfermedad en 2050

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:40

El coordinador de la Unidad de Tuberculosis Multi-Drogo-Resistente de la Unión Internacional contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias (The Union), José Caminero, ha asegurado que si los países desarrollados, como España, invirtieran "mucho más" en el control e investigación de la tuberculosis el objetivo de eliminación marcado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para 2035-2050 "dejaría de ser un sueño para pasar a ser una realidad".

El experto se ha pronunciado así en la segunda sesión del ciclo 'Interactiv@s' que organizan la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS) y Cruz Roja Española, en la que también han participado el presidente del Comité Científico de la Red TBS, Julio Ancochea; la directora del Departamento de Salud de Cruz Roja Española, Carmen Martín; el hasta hace poco responsable de la Unidad de Aislamiento Respiratorio de Tuberculosis del Hospital Universitario La Paz-Cantoblanco, José Luis Vidal; y la presidenta de NeumoMadrid, María Jesús Rodríguez.

Todos ellos, han lamentado la situación actual de esta enfermedad infecciosa ya que, tal y como ha señalado la doctora Rodríguez Nieto, es la patología de los "pobres", de los países pobres y de los "pobres de los países ricos. Una transmisión por vía aérea con más de cuarenta años de experiencia en el abordaje de la tuberculosis, que "no conoce fronteras ni barreras", a pesar de que en la actualidad parezca que no se asume.

"La tuberculosis es el paradigma indiscutible de enfermedad social. Y su futuro en el mundo, va a ir íntimamente ligado a la evolución del reparto de la riqueza", ha vaticinado el doctor Caminero. Y, según ha apostillado Vidal, mientras se consigue concienciar para revertir esa injusticia, la situación "dista mucho de lo ideal" y se sigue estigmatizando.

Actualmente se siguen produciendo cada año 10 millones de casos y se registran 1,6 millones de muertes y los objetivos de la OMS para ponerle fin a la tuberculosis en las próximas décadas pasan por tres directrices: encontrar al menos el 90 por ciento de los casos de tuberculosis y que entren a tratamiento el mayor número posible; hacer un esfuerzo especial por alcanzar al menos al 90 por ciento de los más vulnerables a través de cribaje y búsqueda activa de casos; y alcanzar al menos un 90 por ciento de tratamientos exitosos (también en los casos famacorresistentes).

No obstante, el doctor Caminero ha alertado de que con datos de 2017 el número de casos tan solo cubría el 64 por ciento de lo estimado y el éxito en el tratamiento a penas ascendía a 82 por ciento. A su juicio, para intentar conseguir el control de la tuberculosis es necesario incrementar la detección y la curación de los casos (también obviamente de la multirresistente).

"Para lo primero habrá que conseguir test de sensibilidad más rápidos y sensibles y sistemas de salud con cobertura gratuita y universal; y para lo segundo tener la posibilidad de incorporar nuevos fármacos a los tratamientos y disponer de nuevos regímenes TB MDR/RR más eficaces, acortados y mejor tolerados", ha zanjado el experto.

Lo más