Boletín

Un estudio demuestra que la sobrecarga de energía de las células aumenta el riesgo de cáncer

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:27

La sobrecarga de energía de las células, un fenómeno que se produce en la obesidad, la diabetes o la inflamación crónica, aumenta el riesgo de que estas células crezcan y se vuelvan cancersosas, según ha demostrado un estudio científico publicado en la revista 'Evolution, Medicine and Public Health'.

Numerosos estudios han evidenciado que la obesidad, la diabetes y la inflamación crónica son factores de riesgo importantes para el cáncer. Pero no se conoce bien cómo evoluciona el cáncer en las personas con estas enfermedades, y por qué una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad pueden ayudar a prevenirlo.

Gran parte de la investigación que explora cómo se desarrolla el cáncer se centra en las mutaciones que surgen en las células no reproductivas, lo que significa que no se transmiten de padres a hijos; en cambio, solo se pasan a nuevas células 'hijas' cuando una célula mutada se divide dentro de un tejido.

Pero varios estudios recientes han sugerido que estas mutaciones son sorprendentemente comunes en las células normales, no solo en los cánceres. "Esto me llevó a creer que las mutaciones causadas por el cáncer no pueden ser la explicación definitiva de por qué algunos tejidos producen cáncer, mientras que otros no", explica el autor principal del estudio, John Pepper, biólogo de la División de Prevención del Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer y profesor externo en el Instituto Santa Fe (Estados Unidos.

El tejido sano tiene un 'limitador' incorporado que mantiene la proliferación celular bajo control. Pero una sobrecarga de energía, común en la diabetes, la obesidad y la inflamación, puede romper esos obstáculos.

Sobre la base de un trabajo previo realizado por investigadores franceses y otros que sugirieron que un exceso de energía podría ser uno de esos recursos de proliferación, los investigadores utilizaron un modelo informático de evolución celular para simular lo que sucede cuando un tejido se sobrecarga de energía. Descubrieron que la sobrecarga sí causó un auge de producción celular. El estudio sugiere una nueva explicación de cómo evoluciona el cáncer, particularmente en las poblaciones obesas y otras poblaciones de alto riesgo.

También puede ayudar a explicar lo inverso: por qué seguir una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad puede reducir ese riesgo. "Una de las piezas del puzzle que faltan es que, cuando se hacen estos cambios en el estilo de vida, tiene que ser a través de algún tipo de mecanismo fisiológico", detalla Pepper.