Este es el hotel de cinco estrellas con mejores vistas a los encierros de San Fermín

“Hay gente que se pasa todo el año ahorrando dinero para darse el gusto de dormir aquí”, asegura su recepcionista

 

  • item no encontrado

Responsable área audiovisual 

Redactor multimedia

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:48

El Hotel La Perla de Pamplona es el único de la ciudad que tiene cinco estrellas. Cuenta con una antigüedad de 137 años y una ubicación privilegiada: una fachada en la calle Estafeta, por donde transcurren los encierros, y otra en la plaza del Castillo, epicentro de la celebración.

“Estás metido de lleno en la fiesta pero es un hotel totalmente insonorizado y es un remanso de silencio”, cuenta Fernando Hualde, recepcionista del establecimiento desde hace 42 años e historiador. “El que quiera dormir va a poder hacerlo y al que quiera tener toda la fiesta del mundo le basta con salir”.

Como en el resto de alojamientos más económicos, aquí también suben los precios en estas fechas. El importe a pagar por pasar una noche en una habitación que dé a la calle Estafeta en Sanfermines es de unos 1.200 euros a los que hay que sumar el IVA. Se trata de estancias “muy amplias” con uno o dos balcones.

Se mima mucho el detalle”, según Hualde. Se usan sábanas de algodón de hilo egipcio, hay carta de almohadas y toda una serie de servicios en la habitación. El recepcionista e historiador lo tiene claro: “no es un hotel caro”, ya que “no buscamos el buen servicio sino la excelencia”.

El establecimiento goza de un alto grado de fidelización: “hay gente que ya viene todos los años. Ha habido clientes que han venido hasta cincuenta Sanfermines”. “Principalmente son extranjeros de alto estatus social, aunque también hay nacionales”, asegura Hualde. Y añade, “hay gente que se pasa todo el año ahorrando dinero para darse el gusto de dormir aquí y poder abrir el balcón a las ocho menos un minuto y ver directamente los toros”.

Llama la atención la historia de un cliente sueco. Nacido en 1940 durante los Sanfermines, tenía la ilusión de cumplir los cien alojándose año tras año hasta 2040 en la habitación donde pernoctó el periodista y escritor Ernest Hemingway. Así lo hizo hasta 2005, cuando el Hotel La Perla tuvo que cerrar para acometer una reforma para actualizarse. El cliente no pudo soportar que en unos Sanfermines estuviera cerrado el establecimiento y se compró un piso en la calle Estafeta para poder seguir viendo los encierros.

En cuanto a la antelación con la que hay que reservar, Hualde destaca que “cada vez se hacen las reservas con más premura y a partir de Navidades empieza a ser un problema encontrar una habitación que dé a la calle Estafeta”. Y concluye, "¡ya estamos preparando los Sanfermines de 2019!".

Lo más