COPE

Empresas.- El Hospital Ruber Internacional resalta la importancia de la multidisciplinariedad para tratar el sarcoma

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:31

El Hospital Ruber Internacional ha resaltado que dispone de un equipo compuesto por expertos de diferentes especialidades para el diagnóstico y tratamiento del sarcoma óseo o de tejidos blandos, quienes trabajan de manera conjunta, con el fin de resolver los casos de sarcomas más complejos.

"Esta metodología, siempre centrada en un primer objetivo de obtener el mejor resultado desde el punto de vista oncológico, reduce al mínimo las posibilidades de una de las consecuencias de operar un sarcoma: la amputación de la extremidad afectada", señalan en un comunicado.

Los sarcomas son un tipo especial de cáncer, de frecuencia excepcional, diagnosticándose entre cuatro y cinco casos por cada 100.000 habitantes al año. Afecta tanto a huesos como tejidos blandos, incluyendo músculos, nervios, tendones, vasos, piel, en todo el sistema músculo-esquelético, desde los pies a la cabeza.

Se manifiesta en forma de un bulto, inicialmente indoloro, que crece progresivamente hasta causar un dolor constante. Su amplia diversidad en cuanto a su presentación, implica que cada caso deba abordarse de manera individual, mediante un abordaje multidisciplinar especializado.

Además, el Hospital Ruber Internacional cuenta con un comité de expertos en sarcomas donde se decide de manera conjunta el mejor tratamiento para cada paciente. Este comité lo constituyen diferentes especialidades, tanto quirúrgicas, como de oncología radioterápica, oncología médica, anatomía patológica o radiodiagnóstico.

Según destaca el experto en Cirugía Ortopédica Oncológica del centro hospitalario, el doctor Eduardo Ortiz (responsable de la resección del tumor), "nunca se toma una decisión que no haya pasado por el comité de sarcomas; por más que quiera y sepa algo, si no se valora el caso por el comité, y se toma una decisión colegiada, la decisión individual no vale".

De acuerdo con el doctor Ortiz, algunos de los pacientes con sarcoma han retrasado su visita al hospital, ya sea por miedo al contagio de la COVID-19 o por la anulación de sus pruebas. Por ello, acuden con tumores más desarrollados, lo cual es un serio problema. "Cuanto más pequeño sea el bulto, más fácil es la intervención. El pequeño tamaño del sarcoma es un buen factor pronóstico; son peores los bultos mayores de cinco centímetros", añade.

Cuando las lesiones son mayores, o implican estructuras vasculares o nerviosas relevantes, se requiere la colaboración de otros especialistas quirúrgicos. Tal y como explica el doctor Pablo Gallo, jefe de la Unidad de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Ruber Internacional, "el sarcoma a veces está en intimo contacto a los vasos sanguíneos, y entonces debemos resecar el tumor sin lesionarlos o, en ocasiones, sustituir el paquete vascular por un by-pass de vena, arteria o de los dos, que hace la función del vaso que se ha extirpado".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar