Boletín

FRANCIA EXPLOSIÓN

La embajada intenta agilizar la repatriación de la mujer fallecida en París

La Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha ha informado hoy a Efe de que la embajada española intenta agilizar la repatriación de los restos mortales de la ciudadana española fallecida en París, un proceso pendiente de la firma de un juez para el que por ahora no hay fecha prevista.,La mujer, Laura Sanz, de 38 años, perdió ayer la vida a causa de la una explosión de gas en una panadería de París que alcanzó al hotel donde se hospedaba junto a su marido, en un viaje t

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:47

La Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha ha informado hoy a Efe de que la embajada española intenta agilizar la repatriación de los restos mortales de la ciudadana española fallecida en París, un proceso pendiente de la firma de un juez para el que por ahora no hay fecha prevista.

La mujer, Laura Sanz, de 38 años, perdió ayer la vida a causa de la una explosión de gas en una panadería de París que alcanzó al hotel donde se hospedaba junto a su marido, en un viaje turístico de fin de semana a la capital gala.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha informado a la Delegación del Gobierno de que la Embajada española "está pendiente de los trámites" para que la repatriación se lleve a cabo "a la mayor brevedad posible".

Precisamente, Abel Sanz, uno de los hermanos de la joven, ha declarado hoy a Efe que la familia está a la espera de que les digan "algo", pues hasta el momento lo que le han dicho a su padre, que está desde ayer en París, es que el proceso "se puede demorar hasta diez días".

Para el hermano de Laura, esto supone una espera muy larga, por lo que ha dicho que van a hablar con el cónsul "porque eso es demasiado tiempo y es mucho trajín, muchas vueltas y mucho dolor para nosotros".

Además se ha quejado de que sus padres están en el hospital donde falleció su hermana, "sin intérprete ni nada de nada".

Respecto a esta situación, de la que también se ha quejado el padre de la fallecida en declaraciones a El País, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha asegurado en un comunicado que el consulado ha mantenido el contacto durante todo el proceso con la familia y le ha ofrecido asistencia y una lista de contactos.

El hermano de la fallecida ha confesado que, desde que conocieron la noticia por los medios de comunicación, en un primer momento, y después a través de su propio cuñado y el cónsul, están "presentes de cuerpo" pero no "de alma".

Ha señalado también que es un momento muy duro, ya que tres niños se quedan huérfanos de madre, el mayor de ellos de nueve años y la pequeña de cuatro.

Ha relatado que el viaje a París era una "ilusión" de su hermana. "Una sorpresa que le dio mi cuñado y mira por dónde ha salido la sorpresa", ha dicho muy emocionado. EFE

mmc/srm/eaf

(foto) (vídeo) (audio)

Lo más