ACCIDENTE AUTOBÚS

Dos de los heridos en el accidente de Avilés precisan de ventilación asistida

Dos de los heridos ayer al empotrarse el autobús en el que viajaban contra el pilar de un paso elevado en Avilés han tenido que ser entubados y precisan de ventilación asistida en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:52

Dos de los heridos ayer al empotrarse el autobús en el que viajaban contra el pilar de un paso elevado en Avilés han tenido que ser entubados y precisan de ventilación asistida en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

En esta unidad permanecen también otros dos viajeros con un pronóstico "menos grave" y "clínicamente estables", según ha informado el equipo médico que les atiende.

Estos cuatro pacientes, tres mujeres, de 44, 56 y 62 años, y el conductor del autobús, un varón de 40 años, presentan diversos traumatismos craneoencefálicos, abdominales, de tórax y de extremidades y son los heridos más graves de los 15 registrados en la colisión en la que perdieron la vida otros cinco pasajeros.

Además de estos cuatro pacientes, hay un quinto pasajero, un hombre de 43 años, en estado menos grave en el servicio de Urgencias del complejo hospitalario de Oviedo, y una chica de 28 años que en las próximas horas podría ser dada de alta del hospital gijonés de Cabueñes, como ya la han recibido otros nueve pasajeros.

El gerente del área sanitaria de Oviedo, Luis Hevia; el director de Atención Sanitaria, José Antonio Vecino; y la jefa de servicio de Medicina Intensiva, Dolores Escudero, han comparecido en rueda de prensa para facilitar los partes médicos con la evolución de los heridos.

No obstante, debido a la nueva normativa de la Ley de Protección de Datos, los tres han expresado únicamente el estado médico de los heridos, sin facilitar filiaciones, ni datos que pudieran conducir a su identificación.

Hevia ha incidido en que el principal objetivo era "recuperar" a estas personas y especialmente a los casos más graves y ha destacado el esfuerzo y la gran actuación de los profesionales del área por su "implicación y buena disposición" ya que, nada más tener conocimiento del accidente, se incorporaron al dispositivo, tanto doblando turnos, como en sus días de descanso o vacaciones.

Los médicos han recordado que existe un protocolo para grandes catástrofes y ese procedimiento constata que el HUCA está perfectamente preparado para atender contingencias como la de ayer, porque tiene "recursos y camas suficientes", han ratificado.

Ayer hubo en Oviedo ochenta profesionales a disposición de cualquier actuación médica, dado que algunos de los pacientes precisaron de una atención multidisciplinar y, en algunos casos, hubo que reintervenir con varias especialidades.

El hospital ha ofrecido también ayuda psicológica a los pacientes que estaban conscientes, muchos de los cuales, "no recuerdan nada", según el gerente, que ha explicado que la ayuda se ha extendido también a sus familiares y a una quinta persona que ayer fue dada de alta.

A preguntas de los periodistas, se han acogido a la nueva normativa de la Ley de Protección de Datos para no ahondar en la situación personal del conductor del autobús, así como de la posible causa que pudo influir en el accidente como un probable desvanecimiento o un infarto.

Lo más