COPE

CORONAVIRUS DISTURBIOS

Dos detenidos, uno de ellos menor, por los disturbios callejeros en Burgos

Un menor de edad figura entre los dos detenidos por los graves disturbios callejeros registrados durante la noche de este pasado en varios puntos de la ciudad de Burgos, principalmente en el barrio de Gamonal, donde la Policía Nacional ha cifrado en 400 los participantes en una manifestación no comunicada. ,Los incidentes, con la quema de contenedores y destrozos en marquesinas y vehículos policiales y de particulares, comenzaron sobre las 21 horas, ante del inicio del toq

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:25

Un menor de edad figura entre los dos detenidos por los graves disturbios callejeros registrados durante la noche de este pasado en varios puntos de la ciudad de Burgos, principalmente en el barrio de Gamonal, donde la Policía Nacional ha cifrado en 400 los participantes en una manifestación no comunicada.

Los incidentes, con la quema de contenedores y destrozos en marquesinas y vehículos policiales y de particulares, comenzaron sobre las 21 horas, ante del inicio del toque de queda diario y durante las primeras horas del confinamiento perimetral acordado en Castilla y León desde el 30 de octubre hasta el 9 de noviembre.

El informe policial describe cómo a las 21 horas numerosas personas, en su mayoría jóvenes, interrumpieron la circulación en la calle Vitoria, a la altura de la Iglesia Real y Antigua de Gamonal, coreando lemas contra las medidas del Gobierno frente a la COVID-19 y reclamando libertad, han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

Poco después, comenzaron a bloquear la calzada con contenedores y elementos de obras la vía pública, mientras su actuación era rechazada de forma evidente por el resto de la ciudadanía, incluso con gritos de los vecinos desde los balcones con el lema "Esto no es Gamonal".

En un momento determinado, y de forma coordinada, los manifestantes atacaron con piedras y patadas a las dotaciones policiales que estaban controlando la concentración, con singular virulencia a las unidades de Policía Nacional, causando graves daños en dos de las furgonetas.

Para evitar el enfrentamiento y la utilización de elementos disuasorios especialmente lesivos, las dotaciones se replegaron hasta la llegada desde Miranda de Ebro de otras unidades.

Una vez reagrupadas, y tras varios avisos conminando a la disolución que fueron desoídos, se produjeron varias cargas que consiguieron disgregar a los manifestantes, vaciar la zona y permitir la actuación de bomberos y personal de limpieza.

Se contabilizaron únicamente dos detenidos (uno de ellos menor de edad), y un agente de policía herido leve en una pierna a consecuencia del impacto de una piedra.

Tras despejar la zona de Gamonal se produjeron nuevos actos vandálicos en distintas zonas de la ciudad como en el barrio de San Pedro y San Felices o en la calle de San Francisco.

A la espera de la cuantificación de los daños que causaron los participantes, hay varias docenas de contenedores con desperfectos, quemados o dañados, rotura de la cristalería de marquesinas de autobús, daños en el mobiliario urbano y graves daños en tres vehículos policiales.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, ha lamentado los hechos registrados en Burgos, si bien ha destacado lo aislado de estos comportamientos, "minoritarios y enormemente insolidarios que, de forma evidente, fueron rechazados por la ciudadanía desde sus balcones.

El delegado ha lanzado un llamamiento a la serenidad y un "sincero agradecimiento a la actitud ejemplar de la inmensa mayoría" que, incluso en las imágenes que han trascendido, recriminaban a los violentos su actitud ante los servidores públicos, que están "en primera línea de batalla contra un virus que está matando diariamente a muchas personas y que representa una grave amenaza para la salud pública".

El delegado ha expresado su deseo de una pronta recuperación del agente herido y dirigido un mensaje de "absoluto respaldo en nombre de toda la ciudadanía", además de su comprensión al cansancio y la preocupación de los ciudadanos ante esta segunda ola de la pandemia.

Por su parte, el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa (PSOE), ha censurado los disturbios, cuyo origen sitúa en una concentración de "negacionistas irresponsables, vinculados a la extrema derecha y con el apoyo de Vox", que convocaron un encuentro no permitido para criticar el estado de alarma.

A estas aproximadamente 350 personas se sumaron más tarde grupos antisistema que se infiltraron, según De la Rosa, para aprovechar la confusión y crear altercados prácticamente coincidiendo con la hora del toque de queda en toda Castilla y León, a las 22 horas. EFE

1010207

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar