Boletín

El TS desestima el recurso que el Scrats presentó contra el "tasazo" aprobado por orden ministerial

El TS desestima el recurso que el Scrats presentó contra el tasazo aprobado por orden ministerial

Europa Press

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 20:41

Los regantes del Tajo-Segura remarcan que la sentencia sobre los caudales ecológicos del Tajo y "no es el fin" del trasvase

El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso que el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) presentó contra el "tasazo" aprobado por orden ministerial y los regantes están estudiando posibles respuestas con sus servicios jurídicos, aunque creen que caben respuestas "políticas".

Así lo ha hecho saber el presidente del Scrats, Lucas Jiménez, en una rueda de prensa ofrecida tras presidir la Junta de Gobierno del Sindicato en la que han analizado las posibles vías legales al alcance de los regantes para hacer frente a esta sentencia, y adelantan la posibilidad de presentar recursos hasta la "liquidación" del proceso.

En cualquier caso, ha confirmado que el Scrats seguirá caminando "por vericuetos jurídicos en defensa de unos intereses que son de toda la ciudadanía, que no se nos olvide", porque el hecho de que se incremente de forma exponencial la tarifa del agua, advierte, "no va a afectar solo al regadío en exclusividad, sino que es algo que va a empeorar la economía de todos los hogares del Levante".

Por ello, Jiménez ha asegurado que el Sindicato va a seguir caminando "jurídicamente y en la calle". No obstante, ha señalado que si este camino iniciado "hace muchos años" concluye en una "pared", los regantes del Tajo-Segura van a pedir "el apoyo de todas las fuerzas sociales para que se presione a la clase política".

Y es que, en su opinión, "caben soluciones políticas a este problema de los costes del agua que hace inviable una agricultura rentable en el Levante". Esas soluciones políticas, a su parecer, "tienen que ser aportadas por los políticos, que son los que han generado buena parte de nuestros males".

Ha recordado que la obra del trasvase ha sufrido "reducciones" en cuanto a su potencialidad de trasvasar agua a través de medidas legislativas. "Quienes han creado el problema, ahora tienen que dar un paso al frente y solucionarlo", según Jiménez, quien cree que "acabar con el tejido productivo y medioambiental del Levante, con costes excesivos y viendo reducida la posibilidad de trasvasar el agua no es un problema de los regantes en particular ni de la sociedad levantina, sino de toda la nación".

Frente a la sentencia del "tasazo", Jiménez adelanta que el Scrats puede actuar presentando recursos hasta la liquidación, pero ha destacado que la decisión es muy reciente y el Sindicato está analizando las posibles alternativas con sus servicios jurídicos. Ha señalado que la ley que regula los designios económicos del trasvase "plantea una forma de calcular la tarifa que, dependiendo de la interpretación que se le dé, puede ser compatible con la tarifa aprobada por la orden ministerial".

En cambio, lamenta que el TS no ha entrado a valorar otro tipo de consideraciones como, por ejemplo, que ha habido reformas legislativas políticas que han ido recortando los caudales trasvasables. "Por motivos de consideraciones políticas, nos podríamos encontrar que se elevaran los caudales ecológicos y que estaríamos pagando eternamente una obra por la que no circulara agua, lo que sería realmente gracioso", ha aseverado.

CAUDALES ECOLÓGICOS: "NO ES EL FIN DEL TRASVASE"

Jiménez también ha valorado la sentencia relativa a la nulidad declarada por el Tribunal Supremo de determinados artículos referentes a caudales ecológicos no fijados en el Plan de Cuenca del Tajo.

"Pese a lo que hemos leído y oído estos días, yo creo que todos hemos sido víctimas de un espejismo mediático provocado en la vecina comunidad de Castilla-La Mancha", según Jiménez, quien ha aclarado que esta sentencia dice "algo que ya sabíamos y que el propio Plan del Tajo decía: que hay que fijar los caudales ecológicos del Tajo y del Ebro".

Y es que ninguno de estos dos ríos tienen en sus planes de cuenca fijados los caudales ecológicos que, según el reglamento, deben de tener. Jiménez ha recordado que el propio Plan de cuenca del Tajo se marcó una moratoria para aplicar esos caudales ecológicos en el horizonte 2021 con la nueva planificación, algo que ahora ha sido declarado nulo.

Jiménez ha explicado que los propios técnicos del Ministerio reconocen que es "muy difícil" fijar esos caudales ecológicos con rigor. A este respecto, el Scrats ha encargado estudios a expertos de reconocido prestigio internacional sobre caudales ecológicos, por lo que "no es algo nuevo ni nos pilla de sorpresa".

No obstante, Jiménez lamenta que la "artillería mediática" de Castilla-La Mancha sí ha obviado que la sentencia del TS "fortalece la posición jurídica del acueducto Tajo-Segura".

Y es que, añade, lo que dice la sentencia es que "hay que cumplir con la Ley y fijar caudales ecológicos", algo con lo que está de acuerdo el Scrats. No obstante, Jiménez aclara que la sentencia "no dice que haya que aumentar ni disminuir los actuales caudales circulantes mínimos", ya que "no entra a valorar ese aspecto".

Por tanto, ha tachado de "falsas" todas las valoraciones llegadas desde Castilla-La Mancha que hablaban del fin del trasvase una vez más. De hecho, ha retado al Gobierno de Castilla-La Mancha o a los propios litigantes a que señalen un solo párrafo en la sentencia que corrobore que esto es el fin del Tajo-Segura y se les dé la razón a la hora de litigar contra las reglas del trasvase.

Dicho esto, ha destacado que "aumentar artificialmente y excesivamente el régimen de caudales ecológicos no beneficia a nadie, ni a los pueblos ribereños ni, por supuesto, a los ciudadanos del Levante que dependemos de esos recursos". Más bien, señala, "puede beneficiar a alguien que no ha pedido que se le beneficie más, que es la vecina Portugal".

Jiménez se ha mostrado de acuerdo con que se mantenga y se supervise "puntillosamente" la calidad de la masa de agua del Tajo, pero ha advertido que debe hacerse siempre "desde el punto de vista de no aumentar artificialmente el régimen natural del río con innecesarios aumentos de los caudales ecológicos y haciendo hincapié en que la administración competente active las medidas que conduzcan a una calidad del agua apropiada".

En concreto, ha pedido "no confundir la calidad de las aguas con aumentar los caudales ecológicos en vez de actuar sobre una de las raíces del mal que aqueja aquella calidad de las aguas, que es la contaminación por una escasa, a veces nula y, en la mayoría de los casos, ineficiente depuración que se lleva a cabo en la vecina comunidad de Castilla-la Mancha".

En definitiva, ha valorado que esta sentencia no supone una "amenaza" a la continuidad del trasvase, cuya legislación "sale reforzada". Además, ha remarcado que el Sindicato acata la sentencia y se une a la necesidad de que se establezcan unos caudales ecológicos "ajustados" para el río Tajo.

Lo más