MAD-UNIVERSIDADES INVESTIGACIÓN

Desarrollan un biomaterial avanzado para reparar el tejido cerebral dañado

Un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha liderado el desarrollo de un biomaterial avanzado que ha conseguido la recuperación funcional de ratones con ictus cerebral, tras implantarles células madre encapsuladas en hidrogeles de fibroína de la seda.,Los resultados del experimento, desarrollado en colaboración con la Universidad Complutense, el hospital Clínico San Carlos y el Instituto Cajal del CSIC, han sido publicados en 'Front Cell Neu

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:51

Un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha liderado el desarrollo de un biomaterial avanzado que ha conseguido la recuperación funcional de ratones con ictus cerebral, tras implantarles células madre encapsuladas en hidrogeles de fibroína de la seda.

Los resultados del experimento, desarrollado en colaboración con la Universidad Complutense, el hospital Clínico San Carlos y el Instituto Cajal del CSIC, han sido publicados en 'Front Cell Neuroscience' y en la revista Polymers.

Según la UPM, esta encapsulación en un material totalmente inocuo y biocompatible ha demostrado incrementar "la tasa de supervivencia de las células madre implantadas en el cerebro lo que, además de influir positivamente en la reparación del tejido nervioso dañado, evita la extensión de la lesión".

Aunque la terapia con células madre ha supuesto "un salto estratégico enorme" en el tratamiento de enfermedades neurológicas, una de las dificultades es "la reducida supervivencia de estas células en el cerebro tras el trasplante, lo que representa una importante barrera" para lograr la mayor eficacia terapéutica posible, explica la universidad en un comunicado.

Para ello, se ha diseñado una estrategia de bioingeniería empleando ratones a los que se había inducido un infarto cerebral y que, tras la implantación de células madre encapsuladas en fibroína de seda, experimentaron "una mejoría significativa de sus capacidades sensoriales y motoras, que habían quedado profundamente alteradas" por el ictus inducido en los animales.

Además, mediante técnicas electrofisiológicas, se demostró que esta mejoría funcional se acompaña de "fenómenos de reorganización cerebral en áreas adyacentes a la zona de daño", y que la fibroína "aumentó considerablemente la supervivencia de las células madre" implantadas en el cerebro, impidiendo una mayor extensión del daño.

Estos resultados abren una vía esperanzadora para el tratamiento de los desórdenes neurológicos mediante un nuevo tipo de terapia avanzada, basada en la utilización de la fibroína de la seda como vehículo de liberación de fármacos y células", logrando así aumentar el rendimiento terapéutico y la mejoría funcional de los pacientes, según el investigador de la UPM Daniel González Nieto.

También participó en el estudio la empresa Silkbiomed, una 'spin-off' de la Politécnica madrileña, que actualmente es pionera en el desarrollo de fibroína de la seda como biomaterial para el tratamiento de trastornos neurológicos, degeneración macular, Alzheimer o Parkinson.

Lo más