SALUD OFTALMOLOGÍA

Crean lentes de contacto pintadas a mano para solventar enfermedades oculares

Un equipo de oftalmólogos han desarrollado unas lentes de contacto protésicas que se caracterizan por estar pintadas a mano en un laboratorio y porque permiten tratar determinadas enfermedades oculares y sus consecuencias estéticas.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:05

Un equipo de oftalmólogos han desarrollado unas lentes de contacto protésicas que se caracterizan por estar pintadas a mano en un laboratorio y porque permiten tratar determinadas enfermedades oculares y sus consecuencias estéticas.

Según ha informado el Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) en un comunicado, las lentes de contacto que han desarrollado se personalizan en un laboratorio para simular la pupila y reproducir de forma exacta los matices cromáticos del iris de cada paciente.

Estas lentillas "terapéuticas" mimetizan el color del ojo para cubrir defectos por traumatismo o patología.

Actualmente, según han detallado, más de 2,5 millones de españoles son usuarios de lentes de contacto, una opción muy extendida para corregir, principalmente, defectos como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia así como para complementar o sustituir el uso de las gafas.

La óptica optometrista del IMO, Mireia Campos, ha argumentado que corregir los defectos mediante una lentilla puede tener "un doble beneficio", que consiste en mejorar los problemas funcionales del ojo y en recuperar un aspecto más natural, "con el consiguiente impacto en la autoestima de los pacientes", ha subrayado.

En este sentido, la experta ha añadido que en aquellos pacientes sin visión en los que el ojo no es doloroso y el objetivo es la restauración estética, "el uso de estas lentes permite evitar la evisceración, es decir, la extracción del contenido del globo ocular para reemplazarlo posteriormente por un implante".

Además, entre las indicaciones de las lentes de contacto protésicas se encuentran anomalías en la superficie ocular provocadas por traumatismos o diferentes patologías, como la aniridia (la ausencia total o parcial del iris), el coloboma (un agujero o fisura en el iris), el leucoma o la anisocoria (la diferencia de tamaño de las pupilas en ambos ojos).

"Estas innovadoras lentes también aportan soluciones en aquellos casos de fotofobia, pequeños estrabismos o determinadas diplopías (visión doble) intratables", ha asegurado.

Asimismo, la especialista ha comentado que las lentes tienen la ventaja de que son un método reversible que el paciente puede dejar de utilizar cuando así lo requiera o considere oportuno.

"Se ponen y se quitan a diario y, si se conservan con buena higiene, duran alrededor de un año", ha remarcado.

El IMO ha asegurado que existe un amplio abanico de este tipo de lentes de contacto, que puede variar en función de las molestias o complicaciones que puede sentir el paciente.

Lo más