COPE

Coronavirus.- Filipinas cierra la investigación sobre la vacunación no autorizada del equipo de seguridad de Duterte

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:16

El Ejército de Filipinas ha cerrado este martes una investigación que iba a arrancar durante la jornada en torno al uso o autorizado de una vacuna contra el coronavirus entre los militares que protegen al presidente del país, Rodrigo Duterte, y varios miembros del Gobierno.

El mandatario filipino afirmó en un discurso dado a última hora del lunes que el Grupo de Seguridad Presidencial (PSG) no debía responder a las citaciones y no dar respuestas sobre el uso de la vacuna, según ha recogido el portal Inquirer. "No obedezcan las citaciones. Os ordeno estar firmes en los barracones", dijo.

Tras ello, el portavoz del Ejército, Edgard Arevalo, ha confirmado la cancelación de las investigaciones, que iban a ser llevadas a cabo por un equipo formado por diez personas y lideradas por el inspector general de las Fuerzas Armadas, Franco Nemesio Gacal.

Duterte defendió las vacunaciones, para las que se utilizó la vacuna desarrollada por la farmacéutica china Sinopharm, argumentando que "en Derecho existe el derecho a la autodefensa". "El enemigo es la COVID-19", resaltó, tal y como ha informado la agencia alemana de noticias DPA.

"Ellos tienen que mezclarse (con otra gente) para su trabajo, tienen que rodearme. ¿Cómo pueden llevar a cabo esta tarea cuando están en peligro de contagiarse por coronavirus?", se preguntó Duterte, en referencia a su equipo de seguridad. "También yo puedo contagiarme", arguyó.

El ministro del Interior, Eduardo Año, admitió el 28 de diciembre en una entrevista a una cadena local que "algunos" miembros del Ejecutivo y de la guardia presidencial ya habían sido inoculados con la vacuna, pero evitó dar nombres "hasta que esas personas lo confirmen por sí mismas".

Tras ello, las Fuerzas Armadas confirmaron en un comunicado que los miembros del PSG habían recibido ya la vacuna china, a pesar de que teóricamente los militares son el quinto grupo en orden de prioridad de acuerdo al plan establecido por el propio Gobierno.

Por el momento, las autoridades filipinas no han dado autorización al uso de ninguna vacuna contra el coronavirus en el país, si bien la Oficina de Alimentos y Medicamentos ha adelantado que podría dar luz verde a la desarrollada por Pfizer y BioNTech en el plazo de un mes.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo