COPE

Coronavirus.- Un equipo de 24 rastreadores militares hace que La Rioja alcance los 134

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:13

"Sabemos lo importante que es la labor de rastreo porque salva vidas"

Un equipo de 24 rastreadores militares (de un operativo total, con mandos, de cuarenta) ha hecho que La Rioja alcance los 134, lo que supone un rastreador por cada 2.358 habitantes.

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, y la consejera de Salud, Sara Alba, han visitado hoy a los rastreadores militares que desarrollan labores de apoyo en La Rioja junto a la delegada del Gobierno, María Marrodán.

Andreu ha agradecido que el ejército esté "echando esa mano necesaria que todos los territorios necesitamos ahora".

Ha explicado que se consiguen los datos gracias a "cribados masivos, el rastreo necesario en torno al PCR positivo y el seguimiento a las personas que están confinadas". "Todas las decisiones se toman en tiempo real y los rastreadores son claves", ha señalado.

La delegada del Gobierno ha destacado la "cogobernanza" para "poder vencer al enemigo común: la COVID-19". Ha relatado cómo las fuerzas armadas han puestos a disposición 2.000 efectivos, de los que 24 están en La Rioja, "integrados y trabajando para reforzar una tarea esencial", con la que "poder acotar las personas positivas y su contacto".

Ha recordado que su presencia llega después del primer despliegue que hizo el ejército en España, "el mayor en tiempos de paz", que realizó labores de desinfección durante el inicio de la pandemia y que supuso quinientos efectivos en La Rioja. Ahora, son ya quince comunidades autónomas, además de Ceuta y Melilla, las que cuentan con rastreadores militares.

En La Rioja, se trata de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica, en el marco de la Operación Baluarte, que consta de cuarenta militares, de los que 24 son rastreadores y el resto mando y personal de apoyo y reserva, tal y como ha relatado el comandante militar de La Rioja y jefe Bhelma II, el teniente coronel Sergio Villacorta. Proceden del Batallón de Helicópteros de Agoncillo.

Su función es integrarse entre los rastreadores y, además, mantener un enlace y coordinación permanente con las autoridades civiles. Al mando está el capitán Alejandro Alonso y, también, se cuenta con el asesoramiento del oficial médico del batallón.

Los rastreadores han recibido formación, "para poder desarrollar la tarea con todas las garantías". "Sabemos lo importante que es la labor de rastreo porque salva vidas", ha dicho.

El jefe de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica, el capitán Alejandro Alonso, ha explicado que se han integrado en el "horario más exigente" de los rastreadores. Está organizado mediante dos equipos de rastreo y un mando.

Se activó el jueves y ese día, ha dicho, se dieron cuenta de la "exigencia de la labor encomendada y el listón tan alto que había puesto el resto de rastreadores", de forma que ya sólo les distingue "el color de la casaca".

COMPORTAMIENTO RESPONSABLE

Andreu ha considerado que en el Gobierno de La Rioja pueden estar "razonablemente contentos", porque en los municipios que tienen la movilidad reducida se están comportando "de una manera extraordinariamente responsable" aunque sea duro.

En cuanto a si se prolongará esta situación, ha indicado que el Ejecutivo se irá "basando en datos científicos" y aún no se podía adelantar.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar