COPE

VIOLENCIA MACHISTA

Condenado a 7 años y 11 meses por retener, maltratar y amenazar a su expareja

Un hombre de 36 años, residente el municipio de Catral (Alicante), ha sido condenado a siete años y once meses de prisión por retener ilegalmente en su domicilio durante cuatro días, maltratar y amenazar a la mujer con la que había mantenido una relación sentimental de siete meses. ,La Audiencia de Alicante le absuelve del delito de violación del que se le acusaba al no quedar acreditado que forzase a su expareja sexualmente contra su voluntad durante los cuatro días que

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:18

Un hombre de 36 años, residente el municipio de Catral (Alicante), ha sido condenado a siete años y once meses de prisión por retener ilegalmente en su domicilio durante cuatro días, maltratar y amenazar a la mujer con la que había mantenido una relación sentimental de siete meses.

La Audiencia de Alicante le absuelve del delito de violación del que se le acusaba al no quedar acreditado que forzase a su expareja sexualmente contra su voluntad durante los cuatro días que la mantuvo retenida, y de otros dos delitos de malos tratos protagonizados con anterioridad.

Los hechos juzgados se produjeron entre el 9 y el 13 de julio de 2016, cuando la mujer se dirigía hacia la casa del procesado para recoger sus pertenencias con el fin de poner fin a su relación.

El acusado la cogió y la tiró al suelo, arrastrándola por la calle hasta que la introdujo en la vivienda. Después, cerró las puertas con llave mientras le decía a la mujer: "Tú de aquí no te vas porque me perteneces", según recoge el fallo.

En ese forcejeo, el acusado agarró a la víctima por el cuello y le golpeó en la cara, mientras la insultaba. Además, tiró su bolso al suelo, lo que provocó que se rompiese el teléfono móvil que portaba.

La resolución judicial considera probado que esos actos violentos se reprodujeron en los días sucesivos. Así, concreta que, en la jornada del 10 de julio, cuando la mujer trató de abandonar la casa, el procesado la agarró por los brazos y la empujó contra un armario. Después, dejó el domicilio y volvió a cerrar las puertas con llave para que no pudiese salir.

Esa situación se repitió dos días más, hasta que el 13 la madre de la víctima envió un mensaje al acusado en el que le advertía de que llamaría a la Policía si no tenía noticias de su hija.

Finalmente, el hombre dejó salir a quien había sido su pareja, tras amenazarla de que acabaría con ella si lo denunciaba y que "le daba igual ir a la cárcel", según la sentencia.

Con todo, la mujer hizo caso omiso de esos avisos y acudió a la comisaría para presentar la denuncia el mismo día en que quedó liberada.

El tribunal da credibilidad al testimonio de la víctima, al considerar que mantuvo coherencia en su relato durante la instrucción del proceso. Y asegura que su versión se vio reforzada por el testimonio de su madre, así como por las manifestaciones del agente de la Policía Nacional que instruyó la denuncia y que vio las lesiones provocadas en la cara de la víctima.

El acusado, por su parte, negó los hechos y su defensa solicitó su libre absolución. Durante su declaración, aseguró que la mujer había estado en su casa entre el día 9 y el 13 de julio, pero negó que la hubiese retenido, que la golpease, que la insultara, que la amenazara o que la obligara a mantener relaciones sexuales.

El tribunal estima probada la comisión del delito de detención ilegal, así como de tres delitos de malos tratos y otro de amenazas.

Además de los casi 8 años de prisión, la sentencia establece que el acusado deberá indemnizar a la víctima con 2.669 euros por los daños morales y las lesiones ocasionadas. EFE

1011845

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar