Boletín

BEBÉS ROBADOS

Citan a declarar al doctor que asistió el parto de la bebé robada de Criptana

El doctor que asistió el parto y firmó el nacimiento de Ana Belén Pintado Lucas-Torres, la bebé robada adoptada por un matrimonio de Campo de Criptana (Ciudad Real) que logró localizar a su madre biológica, tendrá que declarar el próximo miércoles ante el juez por presunto secuestro, detención ilegal y falsedad de documento.,El médico ha sido citado a declarar a las 11.30 horas en los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid, según ha asegurado a Efe la propia Ana Belé

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13 oct 2019

El doctor que asistió el parto y firmó el nacimiento de Ana Belén Pintado Lucas-Torres, la bebé robada adoptada por un matrimonio de Campo de Criptana (Ciudad Real) que logró localizar a su madre biológica, tendrá que declarar el próximo miércoles ante el juez por presunto secuestro, detención ilegal y falsedad de documento.

El médico ha sido citado a declarar a las 11.30 horas en los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid, según ha asegurado a Efe la propia Ana Belén, que en enero presentó una querella criminal contra el doctor José María Castillo Díaz, meses después de localizar a su madre biológica, Pilar V.G., de la que fue separada 45 años antes en una clínica madrileña de la que Castillo era director.

La querella se acompañó de la documentación original con la que contaba Ana Belén Pintado, como la partida original de su nacimiento, en cuyo margen figuran los datos de adopción con apellidos falsos y la declaración de nacimiento, firmados ambos por el doctor Castillo Díaz en calidad de médico que asistió el alumbramiento.

La denunciante confía en que éste sea el paso decisivo para "llegar hasta el final y hacer justicia" y que madre e hija puedan ver cara a cara a la persona que presuntamente las separó y dio a la niña en adopción, sin consentimiento, tras asegurar que había fallecido poco después de nacer.

Por su parte, la abogada de Ana Belén Pintado, Aurelia Fuentes, ha considerado un éxito que el juzgado admitiera a trámite la querella ante unos documentos que cree irrefutables y las declaraciones de hija y madre el pasado mes de mayo.

Fuentes ha destacado la excepcionalidad de este caso, que considera "muy especial", y está convencida de que "será el primero que se resuelva de otros muchos".

Ana Belén logró localizar a su madre gracias a la llamada de una persona anónima el 10 de julio de 2018, el día en el que cumplía 45 años. Esa persona le dijo que conocía a una mujer que podía ser su madre y de la que le facilitó el número de teléfono de su móvil.

Después de llamarla, hablar con ella y cotejar datos, Pilar, la madre biológica, le dijo que buscara alguna información más para corroborar que realmente era su hija, a la que creía muerta, una información que logró a través del Instituto del Menor, donde le facilitaron el nombre y apellidos de su madre biológica y le dijeron que ella era la menor de tres hermanos.

Además, constató que su madre había estado en una revisión ginecológica para el seguimiento de su embarazo el 25 de abril de 1973 en la Clínica Santa Cristina de Madrid, donde ingresó el 9 de julio y dio a luz al día siguiente, cuando tenía 24 años.

La bebé robada ha relatado a Efe que lo único que recuerda su madre es que cuando dio a luz le pusieron el bebé en sus brazos unos momentos.

"Ni siquiera me acercaron a su pecho, y me llevaron rápidamente, mientras que a ella le pusieron una máscara en la cara y la sedaron, y cuando se despertó y preguntó por mí, le dijeron que había fallecido", ha explicado Ana Belén que le contó su madre a su marido y padre biológico.

Aunque exigieron ver el cuerpo y poder despedirse de ella, en la clínica le dijeron que no podía ser porque ya se habían hecho ellos cargo de todo, ha agregado.

Ana Belén, casada y con tres hijos, está feliz y encantada por haber encontrado a sus padres biológicos, que residen Madrid, además de sus dos hermanos, uno de 51 años y otro de 47, ambos varones.

Lo más