SALUD INVESTIGACIÓN

El cerebro, punto débil frente a un hongo que causa un 100 % de mortalidad

Vitoria, 26 jun (EFE).- El grupo de investigación de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) Fungal and Bacterial Biomics ha descubierto un nuevo mecanismo de infección que se desconocía hasta el momento en el hongo Lomentospora prolificans (L. prolificans) que llega a causar un 100 % de mortalidad cuando ataca el cerebro. ,Este microorganismo es multirresistente a los antifúngicos utilizados actualmente y provoca una mortalidad de entre el 50 % cuando ataca a órganos como los pulmones y el 100

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:16

El grupo de investigación de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) Fungal and Bacterial Biomics ha descubierto un nuevo mecanismo de infección que se desconocía hasta el momento en el hongo Lomentospora prolificans (L. prolificans) que llega a causar un 100 % de mortalidad cuando ataca el cerebro.

Este microorganismo es multirresistente a los antifúngicos utilizados actualmente y provoca una mortalidad de entre el 50 % cuando ataca a órganos como los pulmones y el 100 % cuando ataca el sistema nervioso central en pacientes con el sistema inmunológico debilitado.

Es urgente descifrar los mecanismos que utiliza el microorganismo para infectar al ser humano, así como su relación con el sistema inmunitario para poder combatir este tipo de infecciones más eficientemente, ha apuntado Aize Pellón, miembro del grupo de investigación.

En este estudio, publicado en la revista Cellular Microbiology, los miembros del grupo de investigación de la UPV/EHU han descubierto que las células del sistema inmunitario del cerebro responden pobremente ante ese hongo.

Este es un hongo filamentoso que pertenece a un grupo conocido vulgarmente como mohos, algunos de los cuales podemos observar creciendo en la comida en mal estado y que se diferencian de las levaduras unicelulares, tales como Candida albicans o Saccharomyces cerevisiae, que son relevantes en práctica clínica o en la industria alimenticia, respectivamente", ha explicado hoy la UPV/EHU.

El hongo L. prolificans también es común en suelos de ciudades o de zonas industriales y, a pesar de estar en contacto con él, no suele producir dolencias en individuos sanos, gracias al sistema inmunológico.

Sin embargo, puede producir infecciones muy graves en pacientes con alguna enfermedad subyacente, como la fibrosis quística, o con el sistema inmunológico debilitado, como es el caso de pacientes que están siendo tratados con quimioterapia, pacientes en los que se ha llevado a cabo algún trasplante de órgano o que sufren sida.

El estudio está encaminado a analizar la resistencia a compuestos antifúngicos y el desarrollo de métodos diagnósticos desde puntos de vista diferentes a los que se utilizan habitualmente, lo que permitirá un nuevo conocimiento básico sobre el funcionamiento de todos estos procesos que permitirán en el futuro mejorar las herramientas terapéuticas y diagnósticas, algo que podría llevar aún unos cuantos años, según Pellón.

Lo más