CRISIS INMIGRACIÓN

Un centenar inmigrantes llega a Córdoba para su acogida en un polideportivo

Un total de 105 personas procedentes de países de África central arribados a las costas gaditanas han llegado ya al Polideportivo Vista Alegre, donde Cruz Roja tiene desplegado su protocolo de ayuda humanitaria.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 21:50

Un total de 105 personas procedentes de países de África central arribados a las costas gaditanas han llegado ya al Polideportivo Vista Alegre, donde Cruz Roja tiene desplegado su protocolo de ayuda humanitaria.

Fuentes de la institución humanitaria han informado a Efe de que sobre las 20.00 horas llegó el primer grupo previsto donde había un menor y se espera la llegada sobre las 22.00 horas de otras 110 personas más.

La mayoría provienen del Polideportivo de Algeciras y también del de San Roque en la provincia de Cádiz.

"Todos ellos son ciudadanos libres" recuerdan desde Cruz Roja que se encargará de su traslado a ciudades como Madrid o Barcelona a partir de mañana y cuyos trabajadores y voluntarios se encargan de explicarles su situación, dónde se encuentran y los recursos con los que cuenta.

Además, se les habilita unas camas portátiles y alimentación durante un máximo de 48 horas, hasta que son trasladados a las ciudades de destino y se ofrece una acogida individual "y especial atención a mujeres, para comprobar que no son víctimas de trata de personas y a niños".

En total en las dos tandas de hoy llegarán 161 hombres, 51 mujeres y 3 niños.

Las 215 personas son originarias de países de África central como Camerún, Gambia, Guinea-Bissau, la República del Congo, Mali y Senegal y, por primera vez en las cuatro tandas de personas que han sido acogidas en Córdoba, esta vez hay en el grupo una veintena de ciudadanos originarios de Bangladesh.

Los inmigrantes han llegado a las costas gaditanas mediante embarcaciones precarias cruzando el Estrecho de Gibraltar y es la cuarta vez que Córdoba acoge en instalaciones municipales atendidas por Cruz Roja a las personas en situación irregular y no se descarta que, ante el desbordamiento de los centros en Cádiz, sigan llegando más grupos.

Lo más