COPE

Cayetano Martínez de Irujo, arropado por Tana Rivera y Alfonso Díez en la misa homenaje a la Duquesa de Alba

Europa Press

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 09:24

El jinete organizó una misa funeral en memoria de Cayetana Fitz-James Stuart en el séptimo aniversario de su fallecimiento. Una cita muy especial celebrada en Sevilla a la que no ha asistido ninguno de sus hermanos

MADRID, 22 (CHANCE)

Se cumplen siete años desde el fallecimiento de uno de los personajes más queridos de nuestro país, Cayetana Fitz-James Stuart, la Duquesa de Alba. Y como cada 20 de noviembre - aunque en esta ocasión se ha celebrado este domingo 21 por los compromisos profesionales del jinete - Cayetano Martínez de Irujo ha recordado a su madre con una misa funeral muy especial y emotiva en la Iglesia de la Hermandad de los Gitanos de Sevilla.

Sin la presencia de ninguno de sus hermanos, con los que la relación parece nuevamente distante, el Duque de Arjona se emocionó hasta las lágrimas con el apoyo incondicional de su sobrina Tana Rivera, con quien se fundió en un emotivo abrazo al verla llegar al homenaje, destacando lo "especial" que es la hija de Eugenia Martínez de Irujo: "Hoy lo ha demostrado. Es un detalle muy importante que haya venido para mí y para su abuela".

Quienes tampoco se perdieron esta misa tan especial en memoria de doña Cayetana fueron su viudo, Alfonso Díez - que mantiene una relación muy cercana con Cayetano - grandes amigos de la fallecida como Carmen Tello, Curro Romero o el doctor Trujillo, y la novia del jinete, Bárbara Mirján, uno de sus grandes apoyos en estos duros momentos a nivel familiar.

CAYETANO EXPLICA QUE SUS HERMANOS EUGENIA Y FERNANDO SÍ COLABORARON CON LAS FLORES Y LA ESQUELA A PESAR DE NO HABER PODIDO ASISTIR A LA MISA EN MEMORIA DE SU MADRE

- CHANCE: Otro año aquí, doña Cayetana muy viva en el recuerdo.

- CAYETANO: Si, para mí es una misa personal con ella, un compromiso. Considero que es lo menos que se puede hacer con una madre, cuando por nuestro padre hicimos unos 20 años con una misa todos los años el 6 de septiembre. Este año por lo menos he tenido el apoyo de mi hermana Eugenia y de mi hermano Fernando, pequeño apoyo económico para la esquela y el ramo de flores y la misa. Por lo menos no me siento tan solo.

- CH: Los únicos.

- CAYETANO: Los únicos.

- CH: A usted le gustaría que sus hermanos estuviesen aquí.

- CAYETANO: Yo creo que le gustaría a ella, creo que no se ha celebrado ninguna misa aparte de esta desde que se la enterró, creo que ya se lo merece.

- CH: Es una duquesa inolvidable.

- CAYETANO: Es inolvidable para todo el pueblo de Sevilla, para toda Andalucía y para toda España. Ella ha dejado un legado humano incomparable que yo intento mantener en la medida de lo que pueda, personalmente en la medida de mis posibilidades.

- CH: Como está usted de salud.

- CAYETANO: Bien, gracias a Dios muy bien, cruzo los dedos porque después de ocho veces siempre estaba bien y de repente* esta vez me han puesto una malla total y supongo que es el final de la línea, no hay otra opción, no se puede evitar más que eso, ya me queda cruzar los dedos y esperar que no vuelva a suceder.

- CH: Le vemos muy bien, ayer estuvo montando a caballo.

- CAYETANO: Vengo de competir en el Club de Campo, he cogido el AVE a las cinco, he acabado la competición a las tres y cuarto y me he ido corriendo, me he cambiado y me he ido para la estación esperando que no sucediera nada, cualquier cosa menos no llegar a esta misa.

- CH: El año pasado dijo que su madre siempre había que ver la Semana Santa en Sevilla, el año que viene vuelve.

- CAYETANO: Sí, yo lo llevo dentro, mi madre me ha inculcado toda su forma de pensar, la forma de trazar la Casa de Alba para el futuro que se ha cambiado 180 º, pero bueno, no tengo más remedio que respetarlo, pero no lo puedo compartir. Yo tengo impregnado todo lo que inculcó ella, sobre todo en los últimos 6 años donde tuve una relación tan estrecha cuando me encomendó a mí su patrimonio.

- CH: Ya han pasado siete años, es peor ahora o antes.

- CAYETANO: Yo la recuerdo igual, aprendí tanto de ella. Para todo el mundo una madre es una madre, cada uno nace donde le toca y yo he tenido la suerte de nacer en una casa que es una de las partes de la columna vertebral de España. Mi madre ha sido uno de los tres personajes más importantes de la historia de la Casa de Alba. La mayor grandeza que ha tenido ella es el haber traído todo su legado y la reconstrucción del Palacio de Liria hasta el siglo XXI. Eso es lo que más la engrandece y de la forma que lo ha hecho, eso ahí está.

- CH: Ella estaba enamorada de Sevilla, usted también.

- CAYETANO: Sí, me lo inculcó, me inculcó la grandeza de esta tierra, la grandeza de la gente que vive en nuestra tierra, y por eso yo vivo aquí, el confinamiento me trajo aquí y aquí me he quedado. Estoy dedicado a la agricultura y ahora a la competición otra vez, al deporte que es lo que sé hacer bien.

- CH: Notas el cariño de la gente.

- CAYETANO: Sí, impresionante, no se desvanece, a título personal la verdad es que permanece como si fuera el primer día, es una cosa que me enorgullece y me sorprende han pasado siete años y sigue intacto.

- CH: Supongo que la misa la dirá Ignacio.

- CAYETANO: Si, la dice Ignacio, viene el organista y yo he avisado a mis hermanos, a los amigos más cercanos, los dos médicos, el doctor Trujillo y no me sale ahora mismo el nombre del otro*. A veces se me van los nombres, Muniaín. Por supuesto a Carmen Tello, a Alfonso Díez y ya no sé quién vendrá. Son los únicos a los que avisado.

- CH: Preguntarle por la línea gourmet de la Casa de Alba.

- CAYETANO: Yo no tengo nada que ver. Hace dos años ya, justo antes del confinamiento, llegó un momento que yo le dije a mi hermano que no tenía sentido que yo llevara una marca, aunque la he creado yo, formado yo y estabilizado yo, eso es evidente, pero él es el titular. Había dos opciones, volver a llevarla con su apoyo y con todos los Palacios abiertos y el apoyo de la Casa o que se la quedase él. Decidió quedársela él.

- CH: Él ha presentado nuevos productos, podría haberle hecho mención ya que usted fue fundador.

- CAYETANO: Qué quieres que te diga. Yo lo hubiera hecho, hubiera dicho esto lo creó mi tío, ahora lo llevo yo, fenomenal que lo lleve él, pero bueno, qué quieres que te diga, así son las cosas, la interpretación cada cual la hace como quiera.

TANA RIVERA RECUERDA A SU ABUELA

Rompiendo con su habitual discreción, Cayetana Rivera ha aprovechado su estancia en Sevilla para asistir a la misa funeral en memoria de su abuela y mostrar todo su apoyo a su tío Cayetano en un momento familiar tan complicado. Acompañada por Bárbara Mirján - con quien tiene muy buena relación - y luciendo una de las mascarillas de inspiración asiática diseñadas por su madre, la hija de Eugenia Martínez de Irujo y Francisco Rivera confesó que se acuerda de la Duquesa "en el aniversario y cuando no es el aniversario. Todos los días, la echamos mucho de menos".

ALFONSO DÍEZ, CON LA DUQUESA MUY PRESENTE SIETE AÑOS DESPUÉS DE SU FALLECIMIENTO

Intentando pasar desapercibido pero con Doña Cayetana siempre en la memoria y en el corazón, su viudo, Alfonso Díez, tampoco quiso perderse este homenaje al amor de su vida y, con la discreción que le caracteriza, comentó impresionado "como pasa el tiempo". "Siete años ya, es un disparate, pero bueno, es lo que hay".

Tras el acto, Cayetano quiso tener unas bonitas palabras para su sobrina Cayetana, agradeciéndole su asistencia en un día muy especial en el que no pudimos ver a ningún miembro más de la familia Alba. "Es un detalle muy importante que haya venido, para mí y para su abuela. Es una niña muy especial y hoy lo ha demostrado", confesó emocionado el jinete.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado