EDUCACIÓN MÓVILES

Cataluña rechaza la prohibición de los móviles en las aulas

El conseller de Educación, Josep Bargalló, ha afirmado hoy que la Generalitat rechaza la prohibición de los móviles en las aulas, como ha planteado el Gobierno, al considerar que su uso con fines pedagógicos es positivo, ya que no se puede dar "la espalda" a los "avances tecnológicos".

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 18:45

El conseller de Educación, Josep Bargalló, ha afirmado hoy que la Generalitat rechaza la prohibición de los móviles en las aulas, como ha planteado el Gobierno, al considerar que su uso con fines pedagógicos es positivo, ya que no se puede dar "la espalda" a los "avances tecnológicos".

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha asegurado hoy en una entrevista con Efe que el Gobierno estudia la posibilidad de prohibir el uso de los móviles en los centros educativos, siguiendo los pasos de la ley aprobada para este curso en Francia, con el objetivo de disminuir la adicción digital de los estudiantes.

En declaraciones a los periodistas en Ripoll (Girona), Bargalló ha recordado que el Consejo Escolar de Cataluña dictaminó en 2015 que "el uso de móviles por motivos didácticos y pedagógicos es positivo", por lo que, en esta comunidad, es cada centro docente el que debe decidir su uso y regulación en las aulas.

Según el conseller, su departamento está de acuerdo con el dictamen del Consejo Escolar y considera que el uso del teléfono móvil en clase es positivo y debe ser "regulado y determinado" por cada centro docente, por lo que son contrarios a "prohibirlos", como plantea el Gobierno.

"No se puede dar la espalda a los avances tecnológicos", ha subrayado el conseller, que ha remarcado que los móviles se pueden usar para "mejorar" las escuelas.

Tras resaltar que la Generalitat ya valoró y rechazó la prohibición de los teléfonos móviles en las aulas en 2015, tres años antes de la propuesta del Gobierno, Bargalló ha indicado: "en Cataluña a veces somos gente más avanzada en algunas cosas".

Al ser preguntado por qué pasaría si el Gobierno aprueba esta medida, Bargalló se ha limitado a apuntar que el ejecutivo catalán tiene las competencias en enseñanza en Cataluña, sin concretar más en su respuesta.

Lo más