Carmen Thyssen, una baronesa que no siente el amor y que fue muy amada

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:21

MADRID, 10 (CHANCE)

Hacía tiempo que Carmen Cervera, la baronesa Thyssen no aparecía en la portada de una revista y cuanto menos concediendo una entrevista para televisión. Y este es el gato al agua que se ha llevado Emma García coincidiendo con su llegada a presentar el programa Viva la vida.

Si algo tiene la baronesa Thyssen son dos cosas, que son la cara y la cruz de lo que ella representa. Una que no tiene pelos en la lengua y otra, que tiene una apasionante vida de la cual quedan todavía muchos aspectos por saber.

La que fuera miss en su época vive sin que realmente se le conozca pareja, algo que también ha mantenido otra mujer del papel cuché, Naty Abascal. Sin duda, son dos mujeres que, a diferencia de Isabel Preysler, guardan ese halo de misterio de si mantienen o no una relación con alguien o si están tan a gusto con ellas mismas que no necesitan a nadie en sus vidas.

Con grandes titulares de portada y otras portadas que nunca olvidaremos, Tita Cervera ha conseguido ser noticia y caer bien dentro de la prensa a pesar de lo que pensaran de ella. En ese sentido, es casi más del estilo de Carmen Martínez-Bordiú que ha vivido su vida como ha querido. Y es que ella tuvo que comulgar con todos los dimes y diretes de su relación con el barón Thyssen, (Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza) muchos quisieron ver una relación de interés más que de amor. Lo cierto es que Tita se mantuvo hasta el final de sus días al lado de su querido Heini como le llamaba cariñosamente y con el que no dudaba en posar abriendo las puertas de la casa que tenían en la Costra Brava, con el brazo es cabestrillo y sentado en una mesa con una tarta de por medio, por su 14 aniversario de boda.

Para Tita él ha sido su gran amor: "Era muy especial, guapo, divertido, arrogante", revela a García.

La mujer con la mayor pinacoteca del mundo asegura que no necesita ningún novio que no siente el amor por un gran motivo: "No siento el amor, he sido tan amada...".

Abierta a todo, y como siempre Carmen Cervera, baronesa Thyssen habló de su familia, su hijo Borja, sus niñas Carmen y Sabina, sus ministros con los que mantiene tiras y aflojas por el valor de sus colecciones pictóricas del museo Thyssen, el feminismo, lo masculino y la brecha salarial.

Otro con el que ha mantenido sus tiras y aflojas y que, con su naturalidad nos ha hecho saber, ha sido su hijo Borja y con la que es su esposa Blanca Cuesta. Ahora en esta etapa considera que viven un tiempo dulce: "Estamos en un momento bueno...", dejaba entrever.

Lo más