GESTACIÓN SUBROGADA

Carcedo, a favor de "poner el foco" sobre las agencias de gestación subrogada

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha afirmado este martes que "es necesario poner el foco" sobre la actividad de determinadas agencias de gestación subrogada.,Carcedo ha realizado estas declaraciones, a preguntas de los periodistas, después de que el Ministerio de Justicia trasladara a la Fiscalía posibles indicios de delito en la actividad de algunas agencias de vientres de alquiler para que, si así lo estima, se abra un

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:52

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha afirmado este martes que "es necesario poner el foco" sobre la actividad de determinadas agencias de gestación subrogada.

Carcedo ha realizado estas declaraciones, a preguntas de los periodistas, después de que el Ministerio de Justicia trasladara a la Fiscalía posibles indicios de delito en la actividad de algunas agencias de vientres de alquiler para que, si así lo estima, se abra una investigación, que no afectaría ni a padres ni a menores.

La titular de Sanidad ha indicado que es preciso conocer "en qué términos" se están realizando estás prácticas que están prohibidas por la legislación española.

Carcedo ha recordado que existe un informe realizado por el Comité de Bioética del Ministerio de Sanidad que recomienda que se regule esta situación a nivel internacional y "se ponga el foco" sobre los convenios realizados por personas individuales en España con otros países.

"Ésta es la labor que hacen estas agencias. Esa iniciativa es necesaria y pertinente", ha dicho sobre la decisión del Gobierno de llevar este asunto ante el Fiscal.

Carcedo ha añadido que corresponde al Ministerio Público iniciar esta investigación a la luz de la legislación española y de los ámbitos de aplicación de las normativas internacionales.

El Ministerio de Justicia ha resaltado que la gestación por vientres de alquiler es una práctica prohibida por la legislación española, y determinadas agencias que ofrecen estos servicios en nuestro país "se lucran mediante esta actividad ilegal que realizan en terceros países".

En su petición al Fiscal, el Gobierno también tiene en cuenta la posibilidad de que en esos terceros países se vulneren los derechos de las mujeres gestantes y que, en ocasiones, se hagan pasar por hijos a niños nacidos sin relación genética alguna con las parejas.