Boletín

La borrasca 'Erick' roza mañana a Galicia aunque en el resto del país habrá poco frío y escasa lluvia hasta el miércoles

La borrasca Erick roza mañana a Galicia aunque en el resto del país habrá poco frío y escasa lluvia hasta el miércoles

Europa Press

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 15:29

El tiempo estable, con pocas lluvias y heladas leves en algunas zonas, predominará este fin de semana y hasta el miércoles en la mayor parte del país, aunque el sábado Galicia estará afectada por la cola de la borrasca profunda 'Erick' que afectará a las islas Británicas, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que este sábado un frente rozará el noroeste de la Península y dejará lluvias persistentes en el oeste de Galicia y vientos fuertes en el litoral del norte de Galicia. Esto se debe a la borrasca 'Erick', que ha sido nombrada por Irlanda ya que se situará sobre las islas británicas.

Así, 'Erick' podría extenderse además de a Galicia a otros puntos de la cordillera cantábrica, pero según el portavoz en el resto del país se espera tiempo estable y "tranquilo" con nieblas en ambas mesetas, sobre todo en los valles de los ríos y en la cuenca del Ebro. La niebla será "densa" en Mallorca, donde se ha activado para el sábado el aviso de riesgo (amarillo).

Respecto a las temperaturas, Del Campo no espera cambios significativos y señala que las heladas serán débiles y afectarán a zonas de montaña y a algunos puntos de la meseta norte.

En cuanto al domingo, ha pronosticado que llegará una nueva borrasca que dejará vientos el domingo en los litorales de Galicia y del Cantábrico, así como en zonas altas de la cordillera cantábrica y del Pirineo occidental. Allí, las rachas de viento podrán superar los 80 kilómetros por hora e incluso en el norte de Galicia se podrán superar "puntualmente" los 100 kilómetros por hora.

Del Campo ha añadido que las lluvias que dejará esta borrasca se concentrarán en Galicia y podrían ser "puntualmente fuertes" en La Coruña y en Pontevedra, al tiempo que espera que se extiendan al resto del tercio norte, especialmente a las comunidades cantábricas, al norte de Navarra y al Pirineo occidental.

En el resto del país no espera más que alguna precipitación "débil y poco importante" en la meseta norte mientras los cielos tendrán poca nubosidad, intervalos de nubes medias y altas y sin lluvia.

La cota de nieve bajará el domingo progresivamente de los 1.500 metros a los 800 o 1.000 metros y se esperan nieblas en los valles de los ríos de la mitad sur peninsular.

Respecto al viento, ha dicho que soplará fuerte y rolará del suroeste al oeste y al noroeste lo que "conllevará un descenso de las temperaturas".

De cara a la próxima semana, el portavoz espera una meteorología "parecida" al menos hasta el miércoles. Así, prevé que el lunes podría llover "débilmente" en el Cantábrico oriental y en Baleares y en el resto del país durante los tres días se prevé tiempo estable y sin precipitaciones.

Sin embargo, las nieblas afectarán durante la primera mitad de la semana a los ríos de la mitad sur y a partir del lunes se intensificarán las heladas nocturnas en la meseta norte, en puntos de la meseta sur y en zonas de la mitad norte.

Del Campo ha añadido que las temperaturas diurnas serán "agradables" y que habrá "mucha amplitud térmica", ya que habrá gran diferencia entre el día y la noche. "Es algo normal en febrero cuando hay anticiclón", comenta.

En concreto, ha pronosticado que desde el sábado al lunes Madrid tendrá máximas de entre 12 y 14 grados centígrados (ºC) y mínimas de 2 a 4ºC; en Murcia, el sábado y el domingo tendrán máximas de 25ºC y mínimas de 7ºC y el lunes 20ºC de máxima y 8ºC de mínima; en Sevilla tendrán 19ºC de máxima y 5ºC de mínima estos tres días.

Por su parte, desde el sábado al lunes disfrutarán en La Coruña de 15ºC de máxima y 10ºC de mínima; en Toledo, 17ºC de máxima y mínimas de 2 a 4ºC el sábado y el domingo mientras el lunes tendrán 15ºC de máxima y 3ºC de mínima, mientras en Logroño, el termómetro llegará el sábado y domingo unos 14 o 15ºC de máxima y mínima de 3ºC y el lunes bajarán a 11ºC la máxima y a 0ºC la mínima.

A partir del jueves, el portavoz ha dicho que la mayoría de escenarios contemplan que se mantenga la estabilidad atmosférica aunque algunos prevén la llegada de un frente que en caso de que se confirme esta posibilidad sería activo y dejaría lluvias en toda la vertiente atlántica e incluso en la vertiente mediterránea. "De momento lo más probable es que siga el anticiclón", ha apostillado.

INVIERNO SECO

En este contexto ha comentado que de momento, a pesar de que la predicción estacional para el invierno climatológico apuntaba a una estación más lluviosa de lo normal en la Península y Baleares, "no se está cumpliendo en muchas zonas".

De momento, ha dicho que diciembre fue seco y enero ha sido normal, lo que deja un balance de déficit de precipitaciones respecto de los niveles normales. Sin embargo, ha dicho que la primera semana de febrero fue lluviosa y ha rebajado el déficit del balance hídrico del año hidrológico del -8 al -4 por ciento esta semana, a consecuencia de las precipitaciones de los últimos siete días, sobre todo en el tercio norte y en la vertiente atlántica.

Con todo, en el conjunto de España ha llovido por debajo de lo normal en este invierno, excepto en puntos del tercio norte.