Boletín

TRAGEDIA RIBADELAGO

Austero recuerdo en Ribadelago (Zamora) a los 144 muertos por presa en 1959

Los vecinos del municipio zamorano de Ribadelago han recordado hoy de forma austera e íntima a los 144 vecinos fallecidos el 9 de enero de 1959 por el torrente de agua que anegó la localidad tras la rotura de la presa de Vega de Tera, al cumplirse el sexagésimo aniversario de aquella tragedia.,La conmemoración ha hecho revivir entre muchos supervivientes imágenes de la madrugada de hace sesenta años en la que ocho metros cúbicos de agua descendieron por el cañón del Tera y

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 16:49

Los vecinos del municipio zamorano de Ribadelago han recordado hoy de forma austera e íntima a los 144 vecinos fallecidos el 9 de enero de 1959 por el torrente de agua que anegó la localidad tras la rotura de la presa de Vega de Tera, al cumplirse el sexagésimo aniversario de aquella tragedia.

La conmemoración ha hecho revivir entre muchos supervivientes imágenes de la madrugada de hace sesenta años en la que ocho metros cúbicos de agua descendieron por el cañón del Tera y arrasaron el pueblo, según ha recordado en declaraciones a EFE el alcalde del Ayuntamiento de Galende, al que pertenece Ribadelago, José Manuel Prieto.

A diferencia del cincuentenario de la tragedia, en el que se prodigaron los actos institucionales, los sesenta años de la catástrofe de Ribadelago se han conmemorado de forma austera y con el sentimiento de muchos vecinos de que solo se acuerdan de ellos en estas fechas señaladas.

El alcalde de Galende ha recordado que hace diez años las instituciones supramunicipales se comprometieron a construir un museo de la memoria que recordara la catástrofe sin que una década después se haya avanzado en ese proyecto, que ha reconocido que para él es "una espina muy clavada".

Por ello se ha eludido invitar a autoridades de fuera del municipio a la misa y la ofrenda floral de esta mañana y al toque de campanas y la suelta de globos con los que esta tarde se recordará a los que perecieron en aquella catástrofe que supuso un punto negro en la España de los pantanos de la época franquista.

José Manuel Prieto ha recordado que los vecinos de Ribadelago tienen en la cabeza lo sucedido no solo cada 9 de enero sino cada día porque "lo vivieron en sus carnes" y nunca se hizo "justicia social" con el pueblo.

Lo más