COPE

Aragón.- Los ópticos-Optometristas reivindican su servicio esencial en la salud visual de Atención Primaria

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:24

El Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Aragón ha reivindicado como servicio esencial la salud visual de Atención Primaria, "lo que supondría liberar los recursos disponibles en la sanidad pública, mejoraría la eficiencia y reduciría listas de espera".

Así lo ha señalado en una nota de prensa, con motivo de la celebración este martes, 13 de octubre, del Día Mundial de la Optometría, que se centra en sensibilizar a la sociedad sobre el deterioro de la visión y los diferentes problemas que esto genera y en reivindicar la labor de los ópticos optometristas.

El presidente del Colegio de Ópticos de Aragón, Carlos Serrano, ha precisado que un tercio de los españoles no revisan su visión periódicamente a pesar de que entorno al 70 por ciento de la población tiene alguna disfunción visual y por eso se ha de sensibilizar a la población "de la importancia de hacer revisión de los ojos periódicamente en su óptica de confianza".

Desde esta entidad han explicado que el óptico optometrista es un graduado universitario que profesionalmente está dedicado a la atención primaria de la salud visual. Actualmente, hay aproximadamente 530 profesionales colegiados en Aragón, que reciben formación continuada y que realizan campañas de sensibilización permanentemente.

"Los ópticos-Optometristas son la primera puerta de entrada y el primer contacto que la ciudadanía tiene en su salud visual", ha remarcado Serrano, para agregar que el 27,6 por ciento de las derivaciones que realizan los pediatras de atención primaria y el 14,6 por ciento de las que realizan los médicos de familia son al oftalmólogo, siendo un 76 por ciento de ellas trastornos de la agudeza visual que podrían ser asumidos y solventadas por optometristas integrados o en colaboración con Atención Primaria".

Por eso, "es importante que nuestro ofrecimiento de colaboración sea una realidad, por el bien del sistema sanitario, pero sobre todo por los pacientes", ha remachado el presidente de este colegio profesional.

PLAZAS

El Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Aragón ha contado que después de varias reuniones con el Gobierno de Aragón se asumió su colaboración, como ha ocurrido en otras comunidades autónomas, y se contempla la figura del Óptico-Optometrista dentro del Servicio Aragonés de Salud desde enero de 2017. "Hace unas semanas tuvimos la última reunión con el Salud y les expusimos que casi cuatro años después todavía no se han creado las plazas", ha expuesto Serrano.

Ha añadido que actualmente hay ya una decena de ópticos optometristas desempeñando su labor profesional dentro del Salud desde hace varios años con contratos de diversos tipos y ha reclamado "igualdad" con el resto de profesiones sanitarias.

"Somos profesionales de la salud visual, con una formación continuada y esencial, por todo ello, nuestra adecuada preparación en salud ocular nos permite al óptico optometrista derivar, al médico oftalmólogo, a su paciente que vea menguada alguna de sus capacidades visuales por motivos patológicos como la catarata, glaucoma, entre otros", ha detallado el presidente del colegio profesional.

También pueden hacerse cargo de controles periódicos en ciertos pacientes con patologías diagnosticadas y seguimientos de ciertos tratamientos, así como de la refracción de pacientes sometidos a cirugía de cataratas, una vez obtenida el alta médica por parte del médico oftalmólogo.

A través de un examen visual a tiempo, el óptico optometrista puede determinar si alguien padece algún defecto refractivo, como miopía, hipermetropía o astigmatismo, pero también puede detectar indicios de anomalías, tipo cataratas o retinopatía diabética, que pueden provocar una pérdida irreversible de la visión.

"La inclusión del óptico optometrista tanto en atención primaria, como colaborador del médico oftalmólogo o como convenio con los centros sanitarios de óptica mejoraría la atención al ciudadano en rapidez eficacia y mejoraría su salud visual", al tiempo que reduciría las listas de espera.

DETECCIÓN

El presidente del Colegio de Ópticos-Optometristas de Aragón ha hecho un llamamiento a la población para que se haga revisiones al menos una vez al año porque "la mitad de los casos de pérdida visual se pueden prevenir con una detección temprana y el tratamiento correcto".

En caso de ser consciente de que se sufre alguna deficiencia, "lo recomendable sería acudir cada seis meses para evitar que esta se agrave con el paso del tiempo y la edad", ha añadido.

Desde este colegio profesional han aconsejado realizar un primer examen visual cuanto antes durante la infancia. A los cinco años los niños están aprendiendo a leer, y estas revisiones, que se deben llevar a cabo cada año, evalúan tanto la salud ocular, como la funcionalidad de la visión y la capacidad de comprensión.

Entre los 20 y 40 años de edad se recomienda revisar la visión cada dos años, siempre y cuando un problema no nos obligue a acortar ese plazo y a partir de los 40 se incrementa el riesgo de padecer disfunciones visuales, por lo que es acertado acudir al óptico-optometrista al menos una vez al año.

En el caso de la población mayor de 55, donde se dan casos de presbicia y se es más propenso a sufrir problemas visuales como consecuencia de la retinopatía diabética, cataratas, glaucoma o degeneración macular asociada a la edad (DMAE), una visita a tiempo ayudaría a detectar estas patologías, por lo que habrá que aumentar la frecuencia de visita en el año.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar