COPE

AMP.- Navarra reduce a seis personas las reuniones sociales y endurece las sanciones por no usar mascarilla y botellones

Europa Press

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 14:38

Las medidas tendrán una duración de 15 días y el Gobierno foral dice que hay que "aplanar la curva sí o sí"

Navarra ha adoptado nuevas limitaciones y restricciones para "aplanar la curva" de contagios de Covid-19 y, entre otras medidas, desde este sábado reducirá a seis los grupos de personas en hostelería y espacios públicos, se cerrarán sociedades gastronómicas y peñas y endurecerá las sanciones por no usar mascarilla y realizar botellón.

Así lo han dado a conocer el portavoz y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, y la consejera de Salud, Santos Induráin, en una rueda de prensa en la que han remarcado que "hay que cambiar la situación" y "aplanar la curva sí o sí".

"No es hora de alarma, bastante alarma ha habido y hay, es la hora de la responsabilidad y la solidaridad y de hacer lo que hay que hacer, si seguimos así vamos caminando hacia el pasado más que hacia el futuro", ha advertido Induráin.

Por ello, para "rebajar la curva" actual de casos en Navarra, la consejera de Salud ha aprobado una orden foral con nuevas limitaciones en actividades y aforos, que se publicará este sábado en el Boletín Oficial de Navarra.

Las medidas tendrán una duración de 15 días y serán reevaluadas para decidir si continúan, se anulan o se toman otras distintas. Entrarán en vigor este mismo sábado, a partir de su publicación en el BON, pero se exceptúan las ceremonias ya comprometidas, por lo que su aplicación será desde el lunes.

En concreto, en hostelería y restauración, a partir de las 12 horas del mediodía sólo se podrá consumir en mesas o agrupaciones y el máximo de personas será de seis tanto en el interior de los locales como en terrazas. También se extremará el uso de mascarilla y la distancia interpersonal.

Además, se reduce al 50% el aforo de ceremonias nupciales y otro tipo de celebraciones sociales, religiosas o civiles, tanto en espacios cerrados como abiertos, siempre que haya 2,25 m2 por persona. En los banquetes no se permitirá que el aforo sea superior a 50 personas en el interior y 75 en el exterior.

Asimismo, se cierran peñas y sociedades gastronómicas, exceptuando en las localidades menores de 500 habitantes cuando sea el único local con actividad de restauración.

Por su parte, los grupos de personas no serán superiores a seis salvo convivientes en los espacios abiertos de uso público, y en el ámbito privado, social y familiar, la recomendación es que no se supere este número. Además, con el fin de evitar los denominados botellones o similares se prohíbe la venta de alcohol en todos los establecimientos, exceptuando los hosteleros.

La consejera ha remarcado que a lo largo del fin de semana el Ejecutivo va a seguir "analizando y evaluando cómo sigue la situación epidemiológica sobre todo a nivel de la Ribera y Tudela, donde la incidencia es alta". Y ha destacado que, para ello, van a trabajar con alcaldes, evaluando esta situación y teniendo en cuenta la opinión de expertos.

Según ha expuesto Induráin, "no vamos a dejar que esto se nos vaya de la manos" y ha advertido de que "si seguimos la tendencia al alza seguiremos tomando las medidas que sean necesarias hasta aplanar la curva, reforzando el sistema sanitario navarro y reactivando la red integrada de asistencia sanitaria".

La consejera de Salud ha puesto de manifiesto que "toca vivir y convivir con este virus, pero de diferente manera, disminuyendo la vida social a mínimos". Y ha remarcado que estos 15 días son "un reto", por lo que ha pedido "complicidad". "Queremos seguir viviendo y disfrutando, pero tenemos que hacer un esfuerzo colectivo para aplanar esta curva", ha aseverado.

En este mismo sentido, el director general de Salud, Carlos Artundo, ha incidido en que "hay que aplanar la curva sí o sí" y ha destacado, sobre las medidas adoptadas, que se enmarcan en una estrategia "de firmeza, pero selectiva y proporcionada" para "disminuir la transmisión del virus, los contagios y la infección".

INCREMENTO DE SANCIONES

Por otro lado, en su sesión del próximo miércoles el Gobierno de Navarra aprobará un nuevo decreto de ley foral con todo lo que tiene que ver con el régimen sancionador para "garantizar el cumplimiento de las medidas preventivas y de salud pública".

Las sanciones se agrupan en tres niveles: infracciones leves, sancionadas con una multa entre 100 y 3.000 euros; las calificadas como graves, sancionadas entre 3.001 y 60.000 euros; y las muy graves, sancionadas entre 60.001 y 600.000 euros en función de la gravedad y la incidencia.

Remírez ha explicado que el Gobierno detallará el próximo miércoles los pormenores del decreto, pero ha avanzado que se incrementará la sanción por no usar la mascarilla o por realizar un mal uso de 100 a 300 euros y los botellones o equivalentes serán sancionados con un mínimo de 600 euros.

Según ha indicado, con estas medidas "nuestro afán no es recaudatorio ni sancionador", sino que se busca "fomentar actitudes ejemplarizantes". "La inmensa mayoría de la sociedad cumple con sus obligaciones y es solidaria con el conjunto de la ciudadanía, pero nos estamos encontrando con algunas personas que no lo hacen", ha subrayado.

En este sentido, ha afirmado que "hasta ahora hemos sido pedagógicos como Gobierno, pero desde luego las Fuerzas de Seguridad tienen indicaciones muy claras de ser ejemplarizantes". "Es muy importante seguir todas las indicaciones sanitarias al respecto, mascarilla, distancia e higiene", ha enfatizado.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Linterna de la Iglesia

La Linterna de la Iglesia

Con Irene Pozo

Escuchar