Boletín

VITORIA ALTERCADO

El alcalde de Vitoria dice que el chófer de autobús no actuó de forma racista

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha respaldado hoy al conductor del autobús urbano que discutió con una mujer de raza negra y ha asegurado, tras analizar las imágenes del vídeo difundido en las redes sociales, que no tuvo "un comportamiento de carácter xenófobo o racista".,Urtaran ha lamentado en una rueda de prensa el "desagradable episodio" ocurrido ayer en un autobús municipal, en el que el chófer advirtió a esa mujer de que debía plegar el patinete de su hija, de

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:15

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha respaldado hoy al conductor del autobús urbano que discutió con una mujer de raza negra y ha asegurado, tras analizar las imágenes del vídeo difundido en las redes sociales, que no tuvo "un comportamiento de carácter xenófobo o racista".

Urtaran ha lamentado en una rueda de prensa el "desagradable episodio" ocurrido ayer en un autobús municipal, en el que el chófer advirtió a esa mujer de que debía plegar el patinete de su hija, de acuerdo a la normativa del transporte público, lo que generó una fuerte discusión entre ambos y suscitó comentarios de un pasajero, "que sí se podrían considerar racistas", ya que se le escucha decir: "Soy militar y llevo 20 años matando a gente como tú".

Ante la polémica generada por la grabación, que se ha hecho viral en las redes sociales, el alcalde ha trasladado su "apoyo absoluto" al colectivo de conductores del transporte urbano de Vitoria, de quienes ha destacado su profesionalidad, aunque ha reconocido que el chófer del vídeo "no actuó de la forma más afortunada".

El conductor exigió a la mujer que cerrara el patinete y añadió: "Todos los días es igual. Mañana no montas en el autobús", a lo que ella respondió que su hija tiene "necesidades especiales".

El alcalde ha añadido que, aunque no actuó de la mejor manera posible, no se le va a sancionar porque no cometió ninguna infracción. También ha recalcado que no quiere cuestionar "la profesionalidad de un colectivo que transporta a 15 millones de personas al año".

El alcalde ha insistido en que "todos deben cumplir las normas", por lo que "el hecho de que un conductor recuerde a una persona usuaria el necesario cumplimiento de la normativa no supone ningún comportamiento xenófobo o racista".

"Lo que sí es intolerable es que haya alguna persona usuaria dentro de ese autobús que vierta comentarios como los que se hicieron", ha agregado en referencia al hombre que se identificó como militar y que pronunció palabras que "pueden llegar incluso a ser una incitación al odio", ha añadido.

Lo más