Boletín

AND-SALUD INVESTIGACIÓN

La actividad física reduce la mortalidad un 36% en mayores, según un estudio

Un estudio internacional liderado por la Universidad de Granada ha demostrado que la actividad física puede atenuar un 36 % el riesgo de mortalidad entre las personas mayores cognitivamente frágiles., Los investigadores han estudiado 3.677 adultos, con una edad media de 72 años, a quienes hicieron un seguimiento durante más de 14 años, en un estudio en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid, el Instituto IMDEA Alimentación, el Centro de Investigación Biomédica

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:30

Un estudio internacional liderado por la Universidad de Granada ha demostrado que la actividad física puede atenuar un 36 % el riesgo de mortalidad entre las personas mayores cognitivamente frágiles.

Los investigadores han estudiado 3.677 adultos, con una edad media de 72 años, a quienes hicieron un seguimiento durante más de 14 años, en un estudio en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid, el Instituto IMDEA Alimentación, el Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) en Epidemiología y Salud Pública y la Northeastern University de Boston.

La fragilidad cognitiva se caracteriza por la presencia simultánea de fragilidad física y deterioro cognitivo, en ausencia de demencia, y parece conllevar un mayor riesgo de muerte que la fragilidad física o el deterioro cognitivo por separado.

El estudio, primero que proporciona datos sobre el impacto de la actividad física en este grupo de población, demuestra que la fragilidad cognitiva se asoció con un aumento de la mortalidad en adultos mayores inactivos y que ser físicamente activo puede reducir el riesgo de mortalidad entre los individuos cognitivamente frágiles en un 36 %.

La investigadora de la Universidad de Granada Irene Esteban-Cornejo ha destacado que, en comparación con los adultos que eran robustos y activos, los participantes con fragilidad cognitiva e inactivos tenían el mayor riesgo de mortalidad, lo que equivalía a ser casi 7 años mayor.

Esta investigación puede tener implicaciones importantes, porque los niveles de actividad física se reducen drásticamente durante el envejecimiento, mientras que el deterioro cognitivo y físico ocurre naturalmente, ha afirmado David Martínez-Gómez, coautor del estudio e investigador de la Universidad Autónoma de Madrid.

Los investigadores concluyen que promover un estilo de vida físicamente activo podría ser una de las estrategias principales para mejorar el pronóstico vital en adultos mayores cognitivamente frágiles y hacen un llamamiento a las instituciones para que recomienden la práctica de de actividad física regular como "medicamento" contra la mortalidad relacionada con la fragilidad cognitiva.

Lo más