COPE

La historia, a favor de la Hispanidad: "España protagonizó la primera gran globalización"

Este año conmemoramos el 500 aniversario de un acontecimiento histórico: la Conquista de Tenochtitlán. Repasamos en COPE la importancia de la Hispanidad

Audio

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 00:37

Este año conmemoramos el 500 aniversario de un acontecimiento histórico para España y el devenir de la humanidad: la Conquista de Tenochtitlán. En 1521, Hernán Cortés, al frente de un puñado de españoles y con el apoyo de una coalición de pueblos indígenas, conquistó la ciudad y puso fin al poderoso imperio azteca tras dos meses y medio de asedio.

Los pobladores de estas tribus indígenas, que vivían esclavizados bajo el yugo del imperio, servían también como sacrificios a sus dioses y, tras arrancarles el corazón, servían de alimento en ceremonias antropófagas. Cortés triunfó ante tal empresa conquistadora teniendo como aliados a todas estas tribus que, de manera certera, le consideraban un libertador.

Ahora, apenas unos días después de celebrar la Fiesta Nacional del 12 de octubre y Día de la Hispanidad, hemos vuelto a comprobar cómo algunos regímenes de dudoso valor democrático de la América latina –a los que, como es costumbre, se suman algunas facciones políticas radicales de España– han tomado parte exigiendo la reivindicación de los derechos de los indígenas. Un descontento que pretende reescribir la historia por la supuesta “vulneración” que sufrieron las sociedades indígenas preexistentes tras la llegada de los españoles durante el descubrimiento de América en 1492 por Cristóbal Colón.

“Detrás de todo esto hay una voluntad de manipulación política de las sociedades que buscan sustituir ese concepto de España como ‘Madre Patria’ por una idealización interesada de un indigenismo dibujado a imagen y semejanza de ideologías bastante perversas”. Es el análisis del historiador Emilio Sáenz-Francés, profesor de Historia y Relaciones Internacionales en la Universidad Pontificia Comillas, quien ha destacado en una conversación con COPE que hoy, por encima de otras muchas cuestiones, “sobrevuela la necesidad que tienen nuevos regímenes políticos en América latina de demoler los fundamentos de la herencia española, porque una vez destruidos estos fundamentos será posible edificar algo nuevo de una manera mucho más sencilla”.

Sáenz-Francés, doctor en historia por la Universidad de Deusto de Bilbao, no duda en reconocer que “al eliminar esos valores culturales de referencia identificados con el legado español, pretenden crear un indigenismo sobre unas bases ideológicas nuevas que tienen poco que ver con las características de las sociedades indígenas preexistentes a la llegada de los españoles”.

Según el experto, en torno a la Fiesta Nacional y lo que significa “no hay ninguna voluntad de pedagogía” que lo convierta en “una jornada de sereno orgullo” por el legado del que somos herederos como españoles. Herederos, como él mismo describe, de un país que protagonizó “la primera gran globalización de la historia”.

“Aplicar los parámetros del presente al pasado es siempre problemático”

Como todo proceso histórico que tuvo una dimensión militar o de conflicto, la llegada de los españoles a América encierra episodios que juzgados con el prisma social actual pueden ser difíciles de ponderar. Respecto a esto, Sáenz-Francés ha defendido que “se están utilizando una serie de categorías del presente a un proceso histórico que, no podemos olvidarlo, sucedió hace más de 500 años”, y ha respaldado que “aplicar los parámetros del presente al pasado es siempre problemático”.

“Todas las etiquetas, desde conquista o liberación a genocidio, incluyen una cierta simplificación. Me puedo quedar más cerca del concepto ‘libertador’ que del concepto ‘genocidio’ aplicada a la llegada de los españoles a América y a lo que históricamente se ha conocido la conquista y la colonización de América”, ha asegurado. Y es que para Sáenz-Francés, sobre la sociedad que quedó en América después de siglos de presencia española, nadie puede decir que fuera una sociedad “caracterizada por la opresión, por la segregación o por la falta de cosmopolitismo”.

Sáenz-Francés ha puesto en valor que los españoles lideraron una experiencia más que colonial, “notablemente cosmopolita”. Esto se puede comprobar en “la apertura de universidades o el nacimiento de una sociedad mixta en la que la segregación fue siempre un elemento secundario”. Otra de las realidades que defiende el historiador es la conservación de las lenguas autóctonas de América, que “se debe a que los misioneros apostaron desde el primer momento por asumir los rasgos de las culturas indígenas para llevar adelante la Evangelización”.

Además, ha incidido en el hecho de que la llegada de los españoles a América, “juzgado con mesura desde los parámetros de su momento”, fue mucho “más ejemplar y con un fin más positivo” que otras experiencias parecidas llevadas adelante por otros países en el continente.

“Lo malo es cuando se parte no de la voluntad de objetividad y de hacer ciencia con la historia, sino de servir a determinados fines políticos”, ha concluido.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar
Directo La Lupa

La Lupa

Con Raquel Caldas, Lucía Crespo y Patricia Betancort

Ver TRECE