COPE

Un padre confunde a un coyote salvaje con un perro y se lo regala a su hija pequeña: esto fue lo que ocurrió

Este hombre nunca olvidará el terrible error que cometió al regalarle a su hija este "perrito" como mascota

ctv-fng-perro-coyote-nia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:40

Rick Hanestad, un hombre del estado norteamericano de Wisconsin, tenía la ilusión de regalarle a su hija pequeña aquello que más deseaba en el mundo: un pequeño perrito con el que compartir sus días y sus tardes de juegos. Una mascota con la crecer y compartir momentos de amistad en esa etapa tan importante para el desarrollo de una persona como es la infancia.

El tremendo error de Rick al escoger un perro para su hija

Pero Rick cometió un error que nunca olvidará a la hora de escoger la mascota perfecta para su pequeña, y es que el corazón le jugó una mala pasada cuando puso en su camino a un pequeño cachorro abandonado con el que se encontró por la calle. Inmediatemente, Hanestad cayó enamorado del pequeño "perrito" y, tras cerciorarse de que se encontraba solo en el mundo, no tuvo más remedio que llevárselo a casa. Una decisión motivada por su buen corazón, pero con la que corría un riesgo que desconocía.

El pequeño "perrito" fue bautizado como Wiley, y durante las primeras semanas mantuvo un comportamiento sorprendentemente adecuado para un animal que había vivido toda su vida en el mundo salvaje. Pero, poco a poco, Wiley fue creciendo y revelando la verdadera naturaleza de su ser: una naturaleza salvaje que ni Rick ni su familia habían previsto.

El coyote se convierte en la mascota de la familia

Una visita al veterinario descubrió la verdadera naturaleza del "perrito" de la familia: el pequeño Wiley era en realidad un coyote salvaje, un animal endémico de Norteamérica y relativamente habitual en los Estados Unidos, donde vive la familia Hanestad.

A pesar de este error, Wiley siguió como un miembro más de la familia y los Hanestad decidieron mantenerlo como mascota familiar, mostrando en este vídeo la buena relación que mantiene con la niña de la casa, a pesar del evidente riesgo que supone jugar así con un animal salvaje.



A pesar de lo que muestran estas imágenes, es un error permitir que los niños jueguen con animales salvajes y adoptar como mascota a un animal que te encuentres por la calle. Los riesgos son evidentes, tanto como para las personas como también para los animales.



Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar