Venezuela al borde del abismo

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:49

Cada día que pasa se radicaliza en Venezuela la política contra las libertades por parte del gobierno de Nicolás Maduro. La respuesta a la crisis económica es la represión social, un dato que de por sí es elocuente de la degradación de los gobernantes y del sistema. El asesinato de un joven de 14 años en un manifestación es un paso más en la espiral de la represión.Amnistía Internacional acaba de señalar con mucha preocupación la intensidad con la que se están vulnerando los Derechos Humanos a través de un uso excesivo de la fuerza, detenciones arbitrarias y la negación de asistencia médica o defensa jurídica, entre otros. Los datos de esta escalada de opresión de un Estado policial son escalofriantes: en 2014 más de tres mil personas fueron detenidas en las protestas contra el gobierno. Protestas en las que perdieron la vida 43 personas y más de ochocientas resultaron heridas. A esta radiografía se suma la situación de los presos en las cárceles y las detenciones de presos políticos de la oposición, sin garantías judiciales. Venezuela se encuentra al borde del abismo y el responsable del sufrimiento del pueblo se llama Nicolás Maduro, una copia de segunda generación de un sueño totalitario.

Lo más