Misa del Papa en San Pedro y San Pablo

La variedad de la Iglesia es una gran riqueza que se funde en la unidad

En el marco de la Basílica Vaticana y, con motivo de la Solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, Columnas de la Iglesia, el Papa Francisco ha celebrado la Santa Misa. Como ya es costumbre en esta jornada, el pontífice también ha impuesto el Palio a 35 nuevos Obispos, entre ellos su sucesor en Buenos Aires, Monseñor Marco Aurelio Poli. Entre los asistentes también se encontraba una delegación del Patriarcado de Constantinopla, guiada por el Metropolita Ioannis, enviada por el Patriarca ecuménico Bartolomé I.

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 20:40

Francisco ha destacado durante la Homilía las palabras de Pedro en el Evangelio cuando confiesa a Cristo como el Mesías, el Hijo de Dios Vivo, y ha dicho que esto contrasta con la segunda parte del Pasaje en el que Simón increpa al Maestro para que no vaya a sufrir la Pasión a Jerusalén. Por eso hay contraste entre la primera parte dond ela confesión viene de Dios y así surge la Iglesia, y en las segundas, el poder mundano es el que habla. Por eso ha recordado que la primera obligación del Obispo de Roma es confirmar en la Fe. El Pontífice ha señaldao también una segunda misión que es el Amor, reflejado claramente en los escritos de San Pablo que hablan de haber combatido bien el buen combate de la Fe. Es el Señor quien nos da la Gracia para luchar en la vida desde su Amor. Por último, el Santo Padre ha indicado que otra función es confirmar en la unidad. El Papa ha explicado que la imposición del Palio es señal de Comunión con el Sucesor de Pedro, y que es preciso dejarse instruir por Cristo, por su Amor y por su Evangelio.

Lo más