INVESTIGACIÓN

La Uja secuenciará el genoma del olivo

Antonio Agudo entrevista al catedrático de genética de la UJA, Francisco Luque el responsable de llevar a cabo el proyecto que es fruto del convenio aque han firmado la Universidad de Jaén (UJA) y la Diputación Provincial llevarán que permitirá la secuenciación del genoma completo del genoma del olivo, su ensamblaje bioinformático y la identificación y anotación de todos los genes y elementos repetidos, con vistas a su utilización en la mejora genética del olivar.

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:52

Asimismo, el Rector de la UJA indicó que el proyecto, cuyo responsable es el catedrático de Genética de la UJA Francisco Luque, tiene una duración de dos años y se desarrollará en el Parque Tecnológico de Geolit. En opinión de Manuel Parras, la firma de este convenio va ligada a una de las misiones más importantes de la universidad, que es la transferencia de conocimiento al tejido productivo. “El genoma es un proyecto de investigación que no se ha elegido al azar, sino pensando que nos va proporcionar una información muy buena para que otros investigadores puedan investigar y para que se hagan políticas públicas en esta materia”. Por su parte, el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, señaló que “se trata de un trabajo que colocará al territorio que lidera la producción mundial de aceite de oliva a la vanguardia en investigación relacionada con el sector del olivar y que permitirá saber la estructura genética de este cultivo, que está en el ADN de nuestros pueblos y de todos los jiennenses”. “Este camino que emprendemos para ser punteros en el mundo de la investigación del olivar tiene una primera fase que consiste en descifrar su estructura”. “Y no es baladí el reto, en la medida en la que, a pesar de los intentos realizados hasta ahora, nadie había conseguido secuenciar de manera la estructura genética de este cultivo”, indicó. Según el presidente de la Diputación, “dar a conocer este código nos permitirá después que entre todos lo podamos interpretar para sacarle mayor rendimiento a este cultivo, lo que significa ver qué aspecto es el que hace que el olivo produzca más o menos aceite; qué influye en que ese aceite tenga más o menos calidad; o qué detalle de esa secuencia genética hace que el olivo resista mejor determinadas plagas”. En definitiva, “es el primer paso para proteger, conocer y difundir el que es nuestro principal cultivo y muy importante en la economía de nuestros pueblos y nuestras ciudades”, remarcó Francisco Reyes.

Contenidos relacionados

Lo más