COPE

ESPAÑA TURQUÍA

Turquía pide a Biden el fin de las sanciones y acciones contra "terroristas"

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, agradece la solidaridad del próximo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, con su país al tiempo que le pide el final de las sanciones e implicación en la lucha contra quienes su Gobierno considera "terroristas".,En respuesta a un cuestionario de Efe con motivo de su visita de trabajo a España, el titular de Exteriores turco reiteró el deseo de su país de incorporarse a la Unión Europea antes de entrevistarse hoy

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 13:38

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, agradece la solidaridad del próximo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, con su país al tiempo que le pide el final de las sanciones e implicación en la lucha contra quienes su Gobierno considera "terroristas".

En respuesta a un cuestionario de Efe con motivo de su visita de trabajo a España, el titular de Exteriores turco reiteró el deseo de su país de incorporarse a la Unión Europea antes de entrevistarse hoy con su homóloga Arancha González Laya.

Pregunta: El presidente Recep Tayyip Erdogan mantenía muy buenas relaciones con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. ¿Cómo valora Turquía el resultado de las elecciones estadounidenses?

Respuesta: Turquía valora sus relaciones profundamente enraizadas con Estados Unidos. Tenemos una alianza que ha superado el paso del tiempo y que ha resultado instrumental para dar forma al panorama político transatlántico.

Sin embargo, no cabe duda de que en la actualidad tenemos importantes desacuerdos, sobre todo en aquellas diferencias que afectan a nuestra seguridad nacional.

La cooperación de EEUU con PKK/PYD/YPG (grupos de combatientes kurdos aliados de Estados Unidos en Siria), la inacción contra FETÖ (el movimiento gulenista al que el Gobierno turco tacha de terrorista) y el uso de sanciones contra Turquía ocuparían los primeros lugares de esta lista.

Encontrar una manera de resolver nuestras diferencias en estos importantes asuntos es una necesidad urgente no solo para nuestras relaciones bilaterales, sino también para la salud y vitalidad de la cooperación transatlántica.

Valoramos que, durante su vicepresidencia, el actual presidente electo Biden visitó Turquía tras el atroz intento de golpe de Estado y mostró su solidaridad con el Gobierno y la nación turcos. Así, esperamos que esta experiencia de primera mano sobre el peligro que representa esta organización terrorista permita a la nueva Administración estadounidense tomar medidas de manera urgente y concreta sobre FETÖ y su cabecilla.

Pero sobre todo esperamos que reconozca la importancia estratégica de las relaciones turco-estadounidenses y que adopte las medidas necesarias para desarrollar plenamente su potencial.

La manera de hacer esto es abordar nuestras diferencias mediante el diálogo y la diplomacia, tal y como hacen los aliados. Un buen primer paso para ello sería poner fin a la ley estadounidense para contrarrestar a adversarios a través de sanciones (CAATSA por sus siglas en inglés), impuestas a Turquía por la administración Trump bajo el pretexto de nuestra adquisición de los sistemas de defensa aérea S-400 (armamento de fabricación rusa).

"NO HAY CABIDA PARA SANCIONES ENTRE ALIADOS"

Y es que no hay cabida para amenazas o sanciones entre aliados. Estas sanciones, independientemente de su alcance, base, objetivo o severidad, suponen una afrenta directa a la soberanía de Turquía.

Turquía es un destacado aliado de la OTAN y contribuye al cumplimiento de las tareas fundamentales de la Alianza, especialmente la defensa colectiva, gestión de crisis y cooperación en seguridad. Somos uno de los cinco principales contribuyentes a las misiones y las operaciones de la Alianza, y el octavo mayor contribuyente al presupuesto común de la OTAN.

La asunción por parte de Turquía del mando de la Fuerza de Tarea Conjunta de Alta Preparación de la OTAN el 1 de enero de 2021 es un testimonio reciente de nuestro compromiso con la Alianza, incluida su postura de disuasión y defensa contra las amenazas existentes. En ese contexto, quisiera agregar que los vínculos de la Alianza con Estados Unidos ofrecen una base sólida para llevar adelante nuestras relaciones bilaterales en todos sus aspectos.

Esperamos que la administración Biden vea esto y participe con nosotros en un diálogo significativo que nos ayude a regresar a nuestra agenda real y comenzar a cooperar de manera más efectiva en una serie de temas que van desde Siria a Libia.

En este sentido, los mensajes iniciales provenientes de la administración Biden con respecto a la importancia de las relaciones transatlánticas y el multilateralismo efectivo, así como el compromiso de una cooperación constructiva con los Aliados, son bastante alentadores. Cualquier paso en esta dirección beneficiaría tanto a nuestras relaciones como a la comunidad transatlántica en general.

P. ¿Ha perdido su país interés en formar parte de la UE?

R. Desde luego que no. La adhesión a la UE sigue siendo una prioridad estratégica para Turquía. Queremos mejorar nuestras relaciones con la UE de acuerdo con nuestra perspectiva de adhesión. Como ha subrayado recientemente el presidente Erdogan, queremos construir nuestro futuro junto con la UE.

Cuando la pregunta se hace de la manera correcta, alrededor del 80% de los turcos cree que la pertenencia a la UE es útil para Turquía y apoya el proceso de adhesión. Por el contrario, la UE ha politizado excesivamente nuestras negociaciones de adhesión y ha permitido que los Estados miembros abusen de la solidaridad para con otros miembros en contra de Turquía para sus objetivos de política interior y exterior. Este enfoque es injusto y poco realista.

Queremos revitalizar nuestro proceso de adhesión. Hasta ahora, hemos demostrado de manera concreta nuestro enfoque de principios hacia la diplomacia, el diálogo, la reducción de tensiones y la reanudación de contactos. En lugar de alejar más a Turquía, la UE debería adoptar un enfoque más positivo y mantener abierta la perspectiva de adhesión de Turquía. La adhesión de Turquía a la UE puede parecer un desafío para algunos. Sin embargo, cuando se lleve a cabo, será la más valiosa de todas.

Después de la Cumbre de la UE en diciembre, existe una ventana de oportunidad para una agenda positiva en las relaciones entre Turquía y UE. Seguimos haciendo todo lo posible para aprovechar esta oportunidad. Pero los esfuerzos unilaterales de Turquía no serán suficientes. La UE también debería animar a sus miembros a adoptar un enfoque más positivo y constructivo.

Además de ser un país candidato a la negociación desde 2005, Turquía es al mismo tiempo un socio estratégico clave de la Unión. Nuestras relaciones son importantes no solo para ambas partes (...) En la situación actual, revisar la Declaración UE-Turquía del 18 de marzo sobre migración en su totalidad debería ser una prioridad común tanto para Turquía como para la UE.

Como acordaron el presidente Erdogan, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo Charles Michel el 9 de marzo de 2020 en Bruselas, debemos renovar la Declaración fortaleciendo la perspectiva de Turquía sobre la UE, iniciando el proceso de modernización de la Unión Aduanera, revitalizando el diálogo y las cumbres de alto nivel, fomentando la liberalización de visados ??para los ciudadanos turcos, y mejorando la cooperación en la gestión de la migración irregular y la lucha contra el terrorismo.

P. ¿Cree que es posible la reconciliación entre los cataríes y sus vecinos del Golfo Pérsico? ¿Qué papel ha desempeñado Turquía en los últimos acontecimientos de la región?

R. No sólo creemos que la reconciliación en el Golfo es posible, sino también pensamos que es esencial para la seguridad y la estabilidad de toda la región.

Turquía es un socio estratégico del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), que está considerado como la base de la seguridad y la estabilidad del área del Golfo.

De hecho, una de nuestras principales preocupaciones en relación con las disputas en el Golfo era el hecho de que esta situación había paralizado al Consejo y dificultado que los países hermanos del Golfo hicieran frente a sus amenazas y desafíos comunes.

A este respecto, recibimos con satisfacción la decisión adoptada en la reciente Cumbre del CCG relativa a la solución de las disputas en el Golfo y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Catar.

Siempre hemos señalado que todas las cuestiones deben resolverse mediante el diálogo y sobre la base del respeto mutuo de la soberanía e independencia de las naciones.

El bloqueo impuesto a Qatar era indiscriminado e injusto. Turquía apoyó a Catar a petición del propio país, así como por nuestros propios principios. Hemos pedido a la comunidad internacional que haga lo mismo y desde junio de 2017 hemos trasladado mensajes similares a nuestros homólogos.

También prestamos apoyo a los esfuerzos de mediación de Kuwait y otros para la resolución de esta disputa.

Creemos en la indivisibilidad de la seguridad en la región para la prosperidad y la estabilidad de todos los países. Estamos dispuestos a seguir desarrollando nuestra relación institucional y la cooperación con el CCG y los países del Golfo.

P. ¿Cómo valoraría el estado actual de las relaciones entre España y Turquía? ¿Qué ha pasado con la iniciativa de la Alianza de Civilizaciones?

R. Mantenemos excelentes relaciones con España. Nos gustaría impulsarlas mediante mutuas visitas de alto nivel. Turquía y España son aliados dentro de la OTAN y socios cercanos en muchos otros foros europeos y multilaterales.

Mi visita a España supondrá una oportunidad para discutir ampliamente las relaciones bilaterales multidimensionales, incluyendo asuntos relativos a la UE y otros acontecimientos regionales e internacionales.

En cuanto a la UE, un amigo de confianza y aliado como España es muy consciente del valor añadido que la adhesión de Turquía puede aportar a la misma. Contamos con el apoyo y el conocimiento estratégico de España para encauzar conjuntamente las relaciones a través de un camino mutuamente beneficioso.

Con mi homóloga española y querida amiga Arancha González Laya, trataremos también los preparativos de la 7ª Cumbre Intergubernamental Turquía-España, que nos gustaría celebrar en el primer semestre de este año.

La Alianza de Civilizaciones se inició con el trabajo conjunto de Turquía y España hace ya 15 años. La Alianza fue entonces adoptada por las Naciones Unidas para que fuera aún más amplia y sigue siendo una de las plataformas multilaterales más eficaces contra el racismo, la xenofobia, la islamofobia y la discriminación. A lo largo de los años el Grupo de Amigos de la Alianza ha llegado a contar con 155 miembros. Tanto Turquía como España, en su calidad de cofundadores, apoyan la Alianza por todos los medios posibles y seguirán haciéndolo.

Hasta ahora se han celebrado ocho foros mundiales y, debido a la pandemia de COVID-19, el noveno foro mundial que estaba previsto celebrarse en Marruecos ha tenido que ser aplazado hasta 2021.

Seguiremos participando en las reuniones y prestando apoyo a la Alianza al más alto nivel posible, en consonancia con la importancia que le concedemos.

Tras los ataques perpetrados en 2019 contra dos mezquitas en Christchurch (Nueva Zelanda), y bajo el liderazgo del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, el Alto Representante de la UNAOC, Miguel Ángel Moratinos, elaboró el Plan de Acción para la Salvaguardia de los Lugares de Culto, que ofrece recomendaciones concretas para apoyar a los Estados miembros en sus esfuerzos por garantizar que los lugares religiosos sean seguros, que los fieles puedan observar sus rituales en paz, y que los valores de compasión y tolerancia se fomenten a nivel mundial.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar